Diputados dialogan con personal de línea de autobuses por caso Iguala

México, 26 May (Notimex).- Representantes de la empresa de transportes Estrella Roja del Sur se reunieron hoy con la Comisión Especial sobre el caso Ayotzinapa, pero no aportaron información relevante, indicó la presidenta de esta instancia legislativa, María Guadalupe Murguía Gutiérrez.

“En términos generales no hubo algo particularmente relevante sobre las agresiones y desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, los días 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero”, indicó en entrevista.

Mencionó que ésta es la única empresa de transportes, de las involucradas en el caso, que aceptó reunirse con la comisión, pero sus representantes sólo expresaron que la toma de sus autobuses por los estudiantes les causa un gran perjuicio económico y afecta a los choferes porque cobran por comisión.

Señaló que Estrella Roja del Sur también es propietaria de la terminal de autobuses de Iguala y la empresa les entregó un video sobre lo que sucedió ahí con la toma de autobuses por los estudiantes, pero no revisaron para determinar que tiene más elementos de los que se hicieron públicos.

La representante del Partido Acción Nacional (PAN) precisó que dos camiones de esta empresa estuvieron involucrados en los incidentes, fueron agredidos en la zona de Juan N. Álvarez, pero no corresponden al llamado quinto vehículo, que pertenece a Estrella Roja de Cuautla.

Comentó que la comisión especial buscó tener contacto con las empresas de todos los autobuses involucrados en los ataques contra los estudiantes y pidió que los choferes pudieran acudir a una reunión, porque son testigos presenciales de los hechos, sin embargo se rechazó esa posibilidad.

Apuntó que los transportistas se niegan porque “consideran que ellos ya declararon ante las autoridades de la Procuraduría General de la República y no tienen obligación de pedirles que acudan a ninguna otra instancia”.

La actitud de los representantes de la empresa de camiones molestó a los diputados que integran la Comisión Especial e incluso dos legisladoras se retiraron antes de que concluyera la reunión.

“Lo deseable hubiera sido haber tenido oportunidad de platicar con los choferes, que fueron testigos presenciales de los hechos y víctimas de la agresión, aunque no resultaron lesionados”, sostuvo Murguía Gutiérrez.

Comentó que la comisión tiene pendiente e insistirá en reunirse con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que concluyó su trabajo en México tras presentar una serie de recomendaciones sobre el caso.

Asimismo, comentó, buscará reunirse con el equipo de antropólogos y forenses argentinos.

Por separado, la diputada Araceli Dámian González calificó como ríspida la reunión con los representantes de la empresa de autobuses, porque se negaron a responder los cuestionamientos.

Refirió que en el informe del grupo interdisciplinario se señala que hay contradicciones en las declaraciones de los choferes, y las diputadas y diputados pretendían aclararlas en la reunión.

Dámian González consideró que los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayorzinapa deben ser recibidos en el salón de sesiones del pleno de la Cámara de Diputados, ante los 500 legisladores.

También podría gustarte