Diputado propone incentivar Sistema Nacional de Protección Civil

México, 10 Jun (Notimex).- El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) carece de suficientes recursos humanos y materiales para enfrentar las emergencias, debido a que muchos municipios no destinan fondos a este rubro, consideró el diputado Alejandro González Murillo.

Ante esa situación, dijo que presentó una iniciativa para enmendar la Ley de Coordinación Fiscal, con el objetivo de estipular que los municipios deben asignar parte de las aportaciones federales que reciben a crear sus organismos de protección civil, modernizarlos o capacitar y profesionalizar a su personal.

El secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública mencionó que, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para 2013, del total de los municipios y delegaciones en los que se divide el territorio mexicano, prácticamente la mitad carecía de un área encargada de la protección civil.

Además, mil 239 poseían un departamento de protección y asistencia ciudadana ante cualquier tipo de desastre, precisó el legislador de Encuentro Social.

Actualmente, abundó, existen dos mil 462 demarcaciones en el país, de acuerdo con datos de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm).

Al respecto, González Murillo subrayó que esta situación “afecta la operación adecuada del Sinaproc” y evidencia que no se destinan fondos públicos a los sistemas municipales en esta materia.

Agregó que en el periodo 2000-2012, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) registró 163 eventos naturales que provocaron daños significativos a lo largo y ancho del territorio nacional.

Tras las catástrofes, prosiguió, participan las fuerzas armadas para salvaguardar a los ciudadanos; sin embargo, dicha intervención es consecuencia de la centralización y “mala planeación del Sinaproc”, cuyo modelo es “poco cooperativo, vertical e ineficiente”.

A su parecer, no hemos sido capaces de inmiscuir en mayor medida a nuestras autoridades locales y a la población, lo que refleja la falta de recursos para que municipios cuenten con organismos de protección civil capaces de interactuar y organizar a la población ante los desastres”.

Por ello, urgió aprobar esta propuesta para fortalecer a los sistemas locales de protección civil y, por ende, al nacional, y así enfrentar catástrofes como la de San Ixhuatepec, en 1984, y los sismos de 1985 en la Ciudad de México.

“La falta, tanto entonces como ahora, de una cultura de protección civil ha provocado que los mexicanos sigamos vulnerables ante los fenómenos naturales, cada vez mayores en número e intensidad, que azotan al país y acarrean graves pérdidas humanas y materiales”, concluyó.

También podría gustarte