Diputada llama a fortalecer cultura de donación de sangre

México, 10 Sep (Notimex).- Es necesario fortalecer las campañas de donación de sangre, a fin de impulsar una cultura de donación que permita atender de manera a los miles de pacientes que requieren de una transfusión urgente señaló la diputada Karina Sánchez Ruiz.

En entrevista, la integrante de la Comisión de Salud dijo que es indispensable crear conciencia entre la sociedad sobre la importancia de ser un donante para así aumentar la esperanza y calidad de personas enfermas o de aquellas que requieren un procedimiento quirúrgico complejo.

Ante este panorama, resaltó que de acuerdo con especialistas de la Facultad de Medicina de la UNAM, se estima que alrededor del 60 o 70 por ciento de los ingresados en el área de terapia intensiva de un hospital necesita una o más transfusiones de sangre.

En este sentido, indicó que por cada donante se puede salvar la vida de por lo menos tres personas y ejemplificó que en el caso de un niño con leucemia, durante el primer mes de tratamiento, requiere hasta cuarenta transfusiones de plaquetas para mejorar su salud.

Asimismo, enfatizó que de acuerdo con el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNTS), sólo el 96 por ciento de la sangre que se obtiene a nivel nacional es de reposición y únicamente cuatro por ciento es por donación voluntaria.

La representante de Nueva Alianza, subrayó que para su partido es un compromiso continuar impulsando iniciativas de en materia de salud que beneficien a la población y garanticen el pleno cumplimiento de los derechos humanos.

Por otra parte, dijo, que pese a que existen alrededor de 560 bancos de sangre en el país, que cuentan con un proceso de certificación de calidad para cubrir los requisitos de seguridad para el donante y el receptor, el desinterés prevalece entre los ciudadanos, por lo que reforzar las campañas de difusión debe ser una constante entre las instituciones de gobierno y la iniciativa privada.

Finalmente, indicó que entre los requisitos para donar sangre se establece ser mayor de 18 años y menor de 60 años, no haber ingerido ningún medicamento y no padecer enfermedades como la diabetes y/o hepatitis.

También podría gustarte