Diego Olivera dice que “no se casa” con estereotipos

* El actor argentino imprime todo el profesionalismo tanto a un galán de telenovela como a un agente policiaco

México, 26 Sep (Notimex).- El actor Diego Olivera asegura contundente que él no se casa con maquetas o estereotipos y que su personaje en “Mujeres de negro” tiene todo el rigor profesional de lo que puede ser un galán de telenovela o una persona “normal”.

Al preguntarle cómo es que se adaptó a su papel de policía en la serie dejando atrás al galán de telenovela, de inmediato atajó la pregunta: “La realidad es que yo soy un actor, no me puedo casar con una maqueta o con algo estereotipado, yo tengo que hacer lo que se me pide”.

Dijo que le agradece al productor Carlos Moreno y a Televisa que se le haya dado la posibilidad de hacer esta producción tan distinta.

“Me propusieron un personaje, no me dijeron: ‘oye hay que trabajar de galán y tienes que ser el paladín de la justicia’, ¡No!, aquí es un ser humano que ejerce un oficio y que tiene sus limitaciones, sus sentimientos y fortalezas también.

“Es así que trato de hacer un “Patricio Bernal” lo más humano posible, todos estamos bajo ese maquillaje, pero ante todo una interpretación”.

Diego Olivera tiene a su cargo a un investigador policiaco, pero reconoce de entrada, en entrevista con Notimex, que a su personaje el corazón está a punto de hacerle una mala jugada y poner en peligro su misión en la historia.

La producción de Carlos Moreno es una adaptación de una serie finlandesa, llamada “Mustat Lestket”, y participan también Alejandra Barros, Mayrín Villanueva, Ximena Herrera, Arturo Peniche, Alexis Ayala, Francisco Gattorno, Mark Tacher, Marcelo Córdoba, Leticia Calderón, entre otros.

“Mujeres de negro” un thriller policiaco gira alrededor de tres mujeres que, hartas de sus maridos, deciden ponerse de acuerdo para matarlos el mismo día. A partir de ese momento sus vidas cambian por completo.

Es ahí en donde “Patricio” juega un rol muy importante en la investigación del suceso, pero conforme va descubriendo pistas su corazón comienza a traicionarlo.

Diego asegura que, en efecto, se trata de “ruidos internos” que le generarán un conflicto emocional.

“Mi personaje se verá entre hacer lo que debe y hacer lo que tu corazón dicta, evidentemente hay una atracción más fuerte, dijo el actor.

Conforme avanza la trama se descubre que “Patricio” cae en la tentación y es seducido por “Jacqueline” (Alejandra Barros, esposa de uno de los desaparecidos), es por eso que el corazón pretende evitar que cumpla sus deberes.

“La realidad es que las investigaciones que está haciendo ‘Bernal’ son atinadas, pero todo hace suponer que a lo mejor las mujeres implicadas, no están tan involucradas como lo suponía en un principio”.

Sin embargo, el agente investigador tiene un doble conflicto, pues además de que su corazón comienza a hacerlo dudar, no puede superar un trauma de la infancia, pues todo parece indicar que su madre mató a su papá.

“Ese es un buen detalle, ya que no todos lo han captado, tengo unas escenas muy fuertes que no quiero adelantar con lo que hace mi mamá, porque ‘Patricio Bernal’, es un tipo que evidentemente tiene una historia muy complicada a nivel familiar”, adelantó.

Aunque revela que no hay la intención de ir a una relación más seria con “Jacqueline”, teme que esa atracción por la supuesta viuda complique la investigación.

Olivera señaló que en esta producción la dinámica es muy corta, “ya estamos entrando a recta final, y eso es lo que a mí me atrajo mucho de esta historia.

“Tendremos un final muy interesante y fuerte, porque no terminará como las novelas tradicionales, digo, termina distinto y concluye abierta. No puedo decir más, pero será muy realista”, explicó.

Olivera aseguró que se está relatando una serie-ficción, por eso cree que es un gran cambio en su carrera, no sólo para la empresa y para la plataforma, sino nivel actoral.

“Es muy distinto, los tiempos que se manejan en una telenovela, no le voy a restar ningún mérito al género, pero sí es muy distinto. En ‘Mujeres de negro’, es más tardado el proceos de iluminación, los sets son 360°, entonces la cámara puede girar y siempre vas a ver el set, no vas a ver un hueco donde están las cámaras”, dijo.

“En realidad como actor te impone una presencia escénica distinta, más parecida al teatro si se quiere, entonces interactúas con tu monitor, interactúas con tus compañeros y esa es la idea y le da mucho naturalismo, le da realismo y eso está bueno también, porque obviamente no sólo los actores sino los directores, los técnicos, los iluminadores, las cámaras se tienen que adaptar a un nuevo espacio geográfico ¿no?”, comentó.

Dijo que no vio la historia original, pues no quiso prejuiciarse y darle a su trabajo su propio matiz escénico.

“La verdad es que cuando me encargan un trabajo y me proponen el desafío, si hubo una remake, si hubo algo que se hizo anteriormente, trato de no verlo.

“’Mujeres de negro’, entonces, para mí es una historia latina, diferente, no una historia finlandesa, así que no voy a estar fijándome qué están haciendo los finlandeses que a lo mejor es muy bueno y no le resta ningún mérito, al contrario, pero justamente hay que darle un sello propio”.

Diego Olivera informó que el terminará de grabar el 14 de octubre próximo y concluirán al aire el 31 de ese mes.

El actor confía que ahora sí podrá tomarse un buen descanso y disfrutar con la familia en México y con aquellos seres queridos que se encuentran en su natal Argentina.

También podría gustarte