Diconsa preparada ante temporada de lluvias y eventualidades

Villahermosa, 27 Jul (Notimex).- El director general de Diconsa, Juan Manuel Valle Pereña, señaló que cada año se preparan para esta época de lluvias en el país, con el fin de abastecer a comunidades que, principalmente en las zonas serranas, quedan incomunicadas.

Indicó que ante la temporada de huracanes ninguna institución tiene la capacidad de armar y distribuir despensas en condiciones complicadas como Diconsa, que en 2007 se hizo presente durante las anegaciones.

En rueda de prensa resaltó que en estos casos se abastece más volumen de insumos a las tiendas, en algo que se conoce como crédito de lluvias, para que en caso de no poder llegar con los productos tengan un inventario para dos meses “y puedan aguantar un periodo largo de tiempo”.

Si bien no fue una situación de desastre natural, con lo ocurrido en Oaxaca por los bloqueos se tuvo la capacidad de atender a todas las comunidades, utilizando todos los mecanismos al alcance, incluido el puente aéreo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En visita de trabajo a la entidad, resaltó que Diconsa puede armar hasta 10 mil despensas en un día con el personal normal, pero si se requiere puede llegar a 25 mil, así como movilizarlas al lugar que haga falta.

Expuso que en Oaxaca este programa opera tal como la semana de los bloqueos, al utilizar caminos vía brecha para darle vuelta a los puntos cerrados.

Además, dijo, se cuenta con la ventaja de que dada la presencia de los consejos comunitarios de abasto local se tiene información de campo o ellos ayudan a conocer por dónde y cuándo transitar o negociar el acceso.

“Ellos pueden dialogar con la gente que está en los bloqueos, explicarles que si no llega el alimento se pone en riesgo a la población más vulnerable. Ha habido casos que las propias personas en bloqueo su única fuente de abasto son las tiendas Diconsa”, apuntó.

Al día de hoy, abundó, se ha podido mantener presencia cada 10 días en prácticamente todas las tiendas Diconsa en Oaxaca.

De igual manera en Chiapas, Michoacán, Tabasco y Guerrero, pero ya se aprendió lo que debe hacerse si se presenta algo similar a lo de Oaxaca en otra entidad, agregó.

El funcionario federal mencionó que en el caso de pérdidas, robos o siniestros, los números son positivos al compararse con cualquier empresa del sector, pues de las ventas totales que son unos 16 mil millones de pesos al año se alcanza el medio punto porcentual.

Expuso que en todos los estados hay almacenes en zonas que preocupan y se toman las medidas para corregir o minimizar los riesgos porque más allá de los recursos y las mercancías el objetivo es no poner en riesgo a los trabajadores.

En Tabasco la siniestralidad fue de ocho millones de pesos el año pasado, contra unos 700 millones de pesos en ventas.

Comentó que antes de finalizar la administración federal se tiene el compromiso de llegar directa o indirectamente a 10 mil localidades en el país.

Para ello se analizará la apertura de tiendas, pero también se atenderá un tercio de las 10 mil a través de tiendas móviles con rutas y horarios prestablecidos.

Mientras el grupo más grande es de familias que viven entre uno y tres kilómetros de distancia de una tienda Diconsa, a quienes se debe dar la información.

Con relación a la incorporación de proveedores locales para reactivar la economía local indicó que se visitó a un productor de avenas y horchatas, y en la medida que cumplan los estándares de calidad se podrán anexar a esa cadena.

NTX/JAG/LTS/MMH/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte