Diabetes, entre los temas mundiales a resolver en el corto plazo

Por Pamela Cruz Reyes. Enviada

Nuevo Orleans, 13 Jun (Notimex).- En el mundo, 387 millones de personas viven con diabetes mellitus; sin embargo, se espera que para 2035 la cifra aumente a 592 millones, de los cuales, la mitad no sabrá que tiene la enfermedad.

“Los gobiernos tendrán que luchar contra dos cosas en los próximos años: el cambio climático y la diabetes, y deberán tomar medidas fuertes para contrarrestar su avance”, explicó el director ejecutivo de Investigación y Desarrollo de la farmacéutica Novo Nordisk, Mads Krogsgaard Thomsen.

En el congreso anual de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), que se celebra en esta ciudad, refirió que la mayoría de los afectados por la enfermedad son recetados con insulina entre cinco y ocho años después de diagnosticados.

Ello, dijo, retrasa un tratamiento adecuado que puede prevenir muchas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares, gracias a la evolución de los medicamentos que han cambiado las perspectivas de calidad de vida.

En entrevista con Notimex, el médico danés comentó que las personas asiáticas, por su genética, son las que más riesgo tienen de generar la diabetes; a ellas les siguen las latinas, quienes aún tienen poca conciencia de realizarse pruebas de hemoglobina glucosilada.

Dicha prueba permite que los pacientes con diabetes no mientan sobre sus cuidados, ya que indica cuál ha sido el promedio de glucosa que han tenido en los últimos tres meses, y no solo el del día de la muestra, situación que muchos pacientes manipulan con un control el día anterior para no recibir ninguna llamada de atención del médico.

Hoy el tema de diabetes sigue siendo un problema de conciencia y cultural; donde el padecimiento multifactorial gana terreno en aquellos que no mantienen un estilo de vida saludable, consistente en una alimentación balanceada y actividad física constante, agregó el experto.

La hemoglobina es una proteína que tiene la función de transportar el oxígeno de los pulmones a los tejidos; principalmente se encuentra en los glóbulos rojos (células de la sangre) y se caracteriza por estar formada por hierro.

La glucosa se une a la hemoglobina para formar la hemoglobina glucosilada o hemoglobina A1c, la cual, de acuerdo con el experto, en niveles altos se asocia a un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares, que se incrementan 25 por ciento por cada punto adicional a siete.

Krogsgaard Thomsen explicó que los avances en medicamentos y tratamientos se dan a pasos agigantados; sin embargo, la idea de usar insulina y cambiar el estilo de vida aún no permea en todos los afectados por la enfermedad.

La empresa danesa gasta aproximadamente 2.2 mil millones de dólares en investigación y desarrollo de medicamentos para la diabetes mellitus, fármacos que tardan hasta 12 años en salir al mercado desde su primer día de prueba.

También podría gustarte