Un día festivo para los mexicanos se vivió en California

Por Ricardo Blancas Avalos. Enviado

Pasadena, EUA., 9 Jun (Notimex).- La fuerza laboral mexicana en el estado de California puso fin a sus actividades desde temprana hora, y de hecho, muchos se tomaron el día para llegar con anticipación al estadio Rose Bowl para apoyar a la Selección Mexicana de Futbol.

Contrario a lo que sucedió el martes en este mismo inmueble en el partido Colombia con Paraguay, en el que la afición de ambos países, sobre todo la “cafetalera” que era mayoría, tardó un poco en hacer acto de presencia, este jueves, los mexicanos pecaron de puntuales.

Cuatro horas previas al juego, los caminos que llevaban al inmueble ya mostraban una saturación importante, la cual, sin embargo, no se comparaba con lo que sucedía en sus alrededores, donde la fiesta había comenzado.

Desde las clásicas tortas, las mismas que se preparan en México y se guardan en las mochilas, hasta comida más elaborada como un asado, eran los manjares que degustaba la gente.

Por supuesto, esta comida estaba incompleta sin la cerveza o en algunos casos, agua de horchata, Jamaica y de limón, que era vendida para que los “paisanos” extrañaran un poco menos a su país.

El correr alegre de las bebidas, sobre todo de esas que marean y que tiene cebada, provocó que la demanda de los baños portátiles fuera mucha tanto por hombres, como por mujeres, que tenían que esperar bastante minutos para poder hacer uso de ellos y tomar fuerza para seguir celebrando este día “festivo”.

Muchos no estuvieron dispuestos a hacer fila y buscaron donde satisfacer sus necesidades, para así llegar ya “entonados” a este partido, donde un “pedazo” de su patria se presenta.

También podría gustarte