Detienen a exjefe del Ejército chileno por “Caravana de la muerte”

Santiago, 7 Jul (Notimex).- El excomandante en jefe del Ejército chileno, general en retiro Juan Emilio Cheyre, fue detenido hoy por su presunta responsabilidad como cómplice de 15 homicidios calificados cometidos durante la dictadura (1973-1990).

Cheyre, según las investigaciones judiciales, sería cómplice del fusilamiento de 15 personas al interior del Regimiento Arica de la ciudad de La Serena, distante a 480 kilómetros al norte de Santiago, en el marco de la llamada “Caravana de la Muerte” en 1973.

La decisión de someter a proceso al exuniformado fue adoptada por el juez Mario Carroza, quien investiga las ejecuciones de la misión militar y que ordenó la detención de Cheyre en el Batallón de Policía Militar ubicado en la zona oriente de Santiago.

La “Caravana de la Muerte” hace referencia a una comitiva del Ejército, mandatada por el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990), que tuvo por misión acelerar procesos contra opositores al régimen en varias ciudades de Chile, que dejaron 97 muertos.

Junto al excomandante en jefe del Ejército (2002-2006) fueron enjuiciados otros ocho uniformados en retiro por sus responsabilidades en los 15 crímenes cometidos el 16 de octubre de 1973 al interior del recinto militar.

Cheyre, al momento de los hechos, era ayudante del comandante del Regimiento Arica, Ariosto Lapostol, y, según organizaciones de derechos humanos, también se desempeñaba como jefe subrogante de la Sección Segunda de Inteligencia.

El exdirector jurídico del programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Rodrigo Lledó, dijo esta semana a la Radio de la Universidad de Chile que la participación de Cheyre como encubridor en los hechos está acreditada en la investigación.

Lledó apuntó que, en el caso del ex uniformado, “hay pocos antecedentes que lo vinculan como autor y más que lo vinculan como cómplice, pero lo que nos parece que está totalmente acreditado en el proceso es su responsabilidad en calidad de encubridor”.

Cheyre también fue citado en la investigación de la ejecución de la ciudadana mexicana María Avalos y su esposo, el argentino Bernardo Ledjerman, también en 1973, cuando reconoció haber llevado al hijo de la pareja, Ernesto, entonces de dos años, a un convento para que las monjas se hicieran cargo del menor y ubicaran a sus familiares.

El exuniformado integra en la actualidad el Consejo Directivo del Servicio Electoral y es director del Centro de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

También podría gustarte