Destituye Turquía a 87 integrantes de su servicio de inteligencia

Ankara, 27 Sep (Notimex).- Turquía destituyó a 87 integrantes de su servicio de inteligencia y ordenó detener a otras 121 personas por supuestos vínculos con el clérigo opositor Fethullah Gülen, acusado por Ankara de estar detrás del fallido golpe de Estado de julio pasado.

En total 87 de los 141 miembros de la Organización Nacional de Inteligencia (MIT) que habían sido suspendidos a raíz de la intentona golpista fueron destituidos y de ellos 52 se enfrentan a un procesamiento penal, reportó la agencia turca de noticias Anadolu.

Conforme al decreto ley que establece el estado de emergencia por tres meses en el país, publicado tras la asonada militar, los despedidos en el MIT no podrán trabajar en ninguna institución estatal.

Se trata de la primera vez que el gobierno toma medidas contra los servicios secretos en el marco de la gran ofensiva lanzada contra los seguidores de Gülen tras el fracaso del golpe de Estado.

Asimismo, la fiscalía turca ordenó este martes la detención de 121 personas, entre ellas algunos directivos de la organización no gubernamental turca Kimse Yok Mu, por su cercanía con la cofradía del predicador.

Kimse Yok Mu (¿No hay nadie?) es una organización fundada en 2004 y en la última década fue muy popular en Turquía, recibiendo el apoyo de las cadenas de televisión dirigidas por seguidores de Gülen.

Desde el fallido golpe de Estado, el 15 de julio, el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan ha destituido a unas 20 mil personas, entre militares, funcionarios, profesores, magistrados y periodistas.

La purga abarca también a las personas vinculadas a los movimientos kurdos, en particular con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), en guerra contra el Estado turco desde 1984.

El clérigo Gülen es acusado de dirigir una campaña de larga duración para derrocar al gobierno turco a través de la infiltración de sus partidarios en las instituciones estatales, en particular el ejército, la policía y la judicatura, formando un Estado paralelo.

Gülen, quien rechaza las acusaciones de ser el instigador del intento de golpe de Estado que dejó al menos 270 muertos, vive desde 1999 en Estados Unidos, país que aún no se ha pronunciado sobre la extradición del clérigo solicitada por Ankara.

También podría gustarte