El destino me truncó la oportunidad de ser madre: Lourdes Munguía

México, 20 Jul (Notimex).- La actriz Lourdes Munguía confesó que a pesar de que la vida le ha dado todo, nunca pudo convertirse en madre, por lo que ahora todo su instinto maternal lo vuelva en sus sobrinos.

Munguía, quien a sus 55 años de edad, mantiene una envidiable figura y en 2013 posó para una revista de caballeros, compartió que sí le hubiera gustado tener un hijo, pero si no se pudo, fue por algo.

“A pesar de que el ser madre no se me pudo dar en la vida, yo tengo ese instinto maternal y la verdad tengo un sobrino, que ahora tiene 23 años que lo he visto crecer y que para mí es como mi minihijo”, declaró.

Agregó que también adora a sus sobrinitas y a todos ellos les da el cariño y el amor que pudiera darle a un hijo.

“Me vuelvo loca con mis sobrinitas que tienen ocho y cinco años y que cuando van a mi casa, platicamos, salimos, vamos al teatro y pues son mis pequeños toques maternales que me hacen sentir muy satisfecha en ese sentido”, dijo a Notimex.

Aseguró que esta dicha que toda mujer sueña, y que desafortunadamente a ella no se le cumplió, no le provocó ninguna frustración.

“Fíjate que no, siempre he estado en movimiento, no permito que la depresión me atrape, yo creo que hay que luchar contra ella, jamás le doy ese chance porque es destructiva, y si no se me da una cosa, intento otra, y eso me mantiene lejos de eso”.

Sin embargo, comentó que el hecho de no haber tenido hijos, no fue ni por falta de pareja, ni por problemas de salud. “Simplemente no se dieron las cosas, quiero decir mejor que es el destino, porque de plano no se me dio y no me iba a forzar a ser madre”.

Incluso, confesó que en una ocasión quiso adoptar a un bebé, pero las cosas se dificultaron mucho.

“El bebé estaba en Estados Unidos, la mamá murió allá, era pariente mía y entonces yo quise adoptar a la niñita, pero el gobierno la tomó porque no estaba el papá y tenía que esperar dos años para ver qué decidía el gobierno y al final, después de mucho tiempo el padre la buscó. Así que finalmente me la hubieran quitado, por eso les digo que es cosa del destino y el destino es Dios”.

Añadió un tanto en broma, que además ya somos muchos en México y en el mundo. “Creo que para poblar al mundo ya está no, más bien lo que necesitamos es hacer que las parejas sólo tengan dos hijos, no más, porque la verdad ya somos muchos, ya no pasamos, ya no podemos ni manejar, ya hay qué pararle un poquito”, concluyó.

También podría gustarte