Desde Guam bombarderos estadunidenses enfrentarán amenaza norcoreana

Seúl, 1 Ago (Notimex).- Estados Unidos desplegará este mes en Corea del Sur bombarderos supersónicos en la isla de Guam, que con el despliegue del sistema de Defensa Área de Alta Altitud Terminal (THAAD) afrontará las amenazas nucleares de Corea del Norte.

Los bombarderos B-1B Lancer estarán en la Base de la Fuerza Aérea Andersen en Guam para reemplazar a los B-52, lo cual supondrá la primera presencia de estos aviones en la isla desde hace 10 años.

La vez anterior que estos bombarderos fueron enviados a Guam fue en abril de 2006, por lo que el despliegue actual es visto como una prueba de la voluntad de Washington de proteger la región de Asia y el Pacífico, destacó la agencia Yonhap.

Los aviones “B-1, con mayor capacidad armamentística y excepcional capacidad de ataque a distancia, proporcionarán al Comando del Pacífico de Estados Unidos y sus aliados regionales una plataforma creíble y estratégica de proyección de poder”.

Sin detallar cuántos bombarderos serán desplazados, las aeronaves serán enviadas a Guam como parte de la rotación de la Fuerza Aérea y llegarán acompañados por unos 300 soldados de la Base Ellsworth de la Fuerza Aérea en Dakota del Sur.

Los bombarderos B-1B, que entraron en servicio a mediados de la década de 1980, son capaces de alcanzar velocidad máxima de Mach 1.25, ó mil 335 kilómetros por hora, a una altitud de tan solo 1.5 kilómetros.

Pueden transportar armas nucleares, así como bombas guiadas convencionales como la GBU-31, la GBU-38 ó la GBU-54.

La medida se da luego de que en julio se dio a conocer que Estados Unidos emplazará la unidad del sistema de defensa antimisiles en la localidad de Seongju, en la provincia de Gyeongsang del Norte, una medida que ha irritado a Corea del Norte.

Seúl y Washington tomaron la decisión final de desplegar el THAAD en Corea del Sur para responder a la amenaza de misiles de Corea del Norte.

Ambos países argumentan que Seongju posee una ubicación estratégica, ya que al estar al sur de la península, queda fuera del alcance de la artillería de Corea del Norte.

Además, ante posibles provocaciones balísticas, podrá ser custodiada por la base central del Ejército y la Fuerza Aérea Nacional, así como por la unidad estadunidense estacionada al Sur.

Corea del Sur esta convencida de que el emplazamiento del THAAD en Seongju, a unos 296 kilómetros al sureste de Seúl, podría ayudar a “garantizar la seguridad del pueblo surcoreano”.

Además, se incrementará dramáticamente la capacidad para defender las principales instalaciones estatales, tales como las plantas de energía nuclear e instalaciones de refinería de petróleo, así como las fuerzas de la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos.

También podría gustarte