Descarta líder del PSOE renunciar pese a rechazo de proyecto

Madrid, 27 Sep (Notimex).- El secretario general del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, descartó hoy que vaya a renunciar si el Comité Federal de su formación rechaza su “hoja de ruta” para salir de la crisis en la que se encuentra.

En una entrevista con la cadena de radio Ser, pidió a sus críticos presentar una solución clara, “que a lo mejor es que defienden como mejor opción la abstención” a una votación de investidura a favor de Mariano Rajoy.

Sánchez planteó la víspera la realización de unas elecciones primarias para elegir secretario general el 23 de octubre, y celebrar un congreso del PSOE en diciembre, y con ello definir entre quienes no quieren apoyar a Rajoy y quienes son partidarios de la abstención.

El Comité Federal, integrado por unos 300 dirigentes, deberá aprobar o rechazar este sábado esa propuesta, a la que ya le salieron algunos opositores que consideran que la crisis se debe resolver de otra manera, aunque sin mencionar explícitamente la dimisión de Sánchez.

La crisis para el dirigente socialista estalló el lunes tras las elecciones locales celebradas en el País Vasco y Galicia (norte de España) en los que obtuvo unos malos resultados, lo que cuestiona más la posición del partido en el proceso de formación de gobierno en España.

Tras las elecciones del 26 de junio (las anteriores fueron en diciembre y tampoco de allí se concretó la formación de gobierno) Sánchez se niega a apoyar la investidura de Rajoy en el Congreso de los Diputados.

En las dos elecciones Rajoy, al frente del Partido Popular (PP) es la primera fuerza pero sin la mayoría de 176 diputados que necesita para ganar una votación de investidura.

Sánchez enfatizó que, contrario a la investidura de Rajoy, su plan consiste también en buscar la formación de un gobierno alternativo apoyado por el PSOE, la izquierdista Unidos Podemos y la centroderecha Ciudadanos.

Sin embargo, Sánchez intentó ese mismo proyecto en marzo pasado cuando se sometió a la votación de investidura, y el veto cruzado entre Ciudadanos y Podemos impidió que se materializara.

“Con el debate de la abstención nos estamos jugando una cuestión que no es táctica sino esencial para el futuro de la socialdemocracia en el medio plazo”, manifestó Sánchez.

El dirigente socialista reiteró que no apoyará a Rajoy, porque sería apoyar a un presidente que en su gestión ha solapado los casos de corrupción que afectan al Partido Popular (PP).

El Congreso de los Diputados tiene hasta el 30 de octubre para asegurar una investidura, y en caso de no concretarse se convocarán unas terceras elecciones en diciembre.

También podría gustarte