Desalinizadora garantiza abasto de agua en Ensenada

Ensenada, 29 Jun (Notimex).- La empresa concesionaria de la construcción de la planta desalinizadora en Ensenada, garantizó el abasto de agua potable a 96 mil habitantes de este puerto e informó que la obra se encuentra en el 60 por ciento de avance.

El gerente de construcción de la empresa concesionaria de la obra, Enrique de la Plata Saavedra, explicó que el proyecto consiste en el diseño, construcción y operación de una planta desalinizadora con capacidad de producción de 250 litros por segundo (lps).

En un comunicado emitido por la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF), De la Plata Saavedra señaló que estas cantidades equivalen a 5.7 millones de galones diarios (mgd) con la posibilidad de ampliarse a 500 lps (11.4 mgd).

Detalló que el proyecto general beneficiará a 96 mil residentes, además de que preservará los acuíferos de Ensenada y aportará agua potable a un municipio que tiene serios problemas de abastecimiento.

Dijo que la planta desalinizadora tendrá capacidad de producir el vital líquido para unas 10 mil personas, entregará el agua de calidad a la ciudad y el organismo operador podrá disponer de esta nueva fuente de abastecimiento a partir de marzo del 2017.

Indicó que el costo de la obra es de 670 millones de pesos, “en estructura serán unos tres mil metros cúbicos de concreto, unas 500 toneladas de acero de refuerzo y unas 100 toneladas de acero estructural”.

De componentes, añadió, “tenemos bombas de alta presión, bombas booster, tubería de acero inoxidable, poniendo el proceso en alta tensión, membranas, tubos de presión y tanques de productos para el tratamiento del agua”.

Además, reveló que la desalinización se realizará a través de osmosis inversa con sistemas recuperadores de energía en donde se incluyen varios componentes.

Una, es la toma de agua de mar que es el producto que se va a tratar, una red eléctrica para suministro de energía y una línea de agua potable de entrega a la población.

Recordó que en octubre de 2013, el Consejo Directivo de la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF) y el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) aprobaron la certificación y el financiamiento parcial de este proyecto.

Debido a modificaciones durante el proceso de diseño y al incremento de otros costos del proyecto, la empresa pidió financiamiento adicional, por lo que el consejo directivo de la COCEF y el BDAN anunciaron un nuevo crédito.

El pasado 16 de junio, en su Reunión Pública de Ciudad Juárez, la aprobación de 9.6 millones de dólares en crédito para este proyecto, con lo que el financiamiento total del BDAN para esta desalinizadora llegó a 31.5 millones de dólares.

El gerente de GS Inima, comentó que las obras son complejas para desarrollarlas por parte de la empresa, al reconocer que es importante el apoyo de un banco como el BDAN para poder concretar un proyecto de esta naturaleza.

Así como los impactos ambientales son factores importantes en el diseño e implementación de las tecnologías de desalación, los cuales fueron tomados en cuenta al momento de realizar el proyecto.

Con el objetivo de cumplir con las leyes, De la Plata Saavedra señaló que la constructora realizó los trámites correspondientes con los tres niveles de gobierno.

Sobre esto, afirmó que se logró la autorización del MIA (Manifestación de Impacto Ambiental) para el cambio de uso de suelo.

También los permisos de las Secretaría de Marina y Comunicaciones y Transportes, Comisión Nacional del Agua y Cabildo de Ensenada, entre otras dependencias.

Refirió que el costo más significativo en la operación de una planta desalinizadora es la energía.

En este sentido, continuó, se debe reconocer que la empresa constructora utilizará intercambiadores de presión y un sistema de regulación de los volúmenes para optimizar el uso de energía y así reducir los costos de operación.

“Es importante señalar que la empresa cuenta con un contrato a 20 años con la Comisión Estatal del Agua para construir y operar la planta desalinizadora”, aseveró.

La empresa transferirá los activos al estado al término del contrato (BOT) que comprende construcción, operación y transferencia.

“En este momento se considera que la desalinización es la opción más conveniente para incrementar la oferta de agua en Ensenada”, concluyó.

También podría gustarte