Derechos Humanos emite recomendación por funcionario despedido en Oaxa

México, 16 Jun (Notimex).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a autoridades de Oaxaca por el caso de una persona que fue despedida de su trabajo sin recibir salarios caídos y demás prestaciones laborales.

El documento enviado al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, a los integrantes de la LXII Legislatura del Congreso del Estado y al ayuntamiento de Santa Cruz Xoxocotlán, se relaciona con el recurso de impugnación interpuesto por un ex funcionario municipal.

El organismo defensor detalló en un comunicado que se acreditaron violaciones a los derechos humanos a la efectiva administración de justicia y al cumplimiento de los laudos y resoluciones jurisdiccionales en agravio del ex servidor público.

Esa persona fue despedida sin recibir pago por conceptos de salarios caídos y demás prestaciones laborales a las que tenía por derecho, por decisión atribuible al ayuntamiento de Santa Cruz Xoxocotlán.

La CNDH detalló que el 8 de agosto de 2003 la Junta de Arbitraje para los Empleados al Servicio de los Poderes de Oaxaca dictó un laudo laboral y exhortó al municipio a reinstalar al agraviado en el empleo y a otorgar las prestaciones laborales correspondientes.

Ese proceso condujo a más de 20 diligencias de la Junta y el ayuntamiento reinstaló al trabajador en agosto de 2011; sin embargo fue despedido tres meses después sin liquidarle los salarios caídos.

Ante ello el agraviado presentó una queja ante la Defensoría de Oaxaca y el 16 de abril de 2012 formuló una propuesta de conciliación al municipio, por lo que reabrió el expediente de queja y su acumulación a uno más antiguo, por tratarse de hechos similares.

La Defensoría de Oaxaca emitió una recomendación a la presidenta de la Junta el 7 de noviembre de 2013 y recomendó a varios ayuntamientos del estado, entre ellos el de Santa Cruz Xoxocotlán, cumplir todos los laudos y prestaciones a que fueron condenados.

Empero el último ayuntamiento no la aceptó, al exponer que problema planteado por el agraviado era un asunto de índole laboral que excluía la competencia legal de la Defensoría.

En respuesta el trabajador presentó un recurso de impugnación ante la CNDH, que tras investigar determinó que la no aceptación es infundada porque el incumplimiento constituye una omisión de naturaleza administrativa, que genera violaciones a derechos humanos y no un conflicto de carácter laboral.

Ante ello el organismo nacional recomendó a los gobiernos estatal y municipal a reparar el daño, liquidar las prestaciones correspondientes y capacitar en materia de derechos humanos a sus trabajadores.

También pidió a esas autoridades a colaborar en el trámite de la queja promovida ante el Congreso del Estado contra los servidores públicos responsables de esos hechos.

También podría gustarte