Delegada afirma que anomalías ocurren fuera de su demarcación

México, 5 Jun (Notimex).- La jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, criticó las acciones administrativas impuestas por el gobierno central durante la “veda electoral”, como la prohibición de usar transporte y celulares oficiales, porque “la transa está en otro lado”.

En ese sentido, en el marco de la elección de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, aseguró que en su administración no hay ningún escándalo, y ha sostenido que ser decente es lo que a este país le hace falta.

“Como jefa delegacional, ni repartí tinacos, ni repartí despensa, ni tuve gente en nómina ocho para promocionar el voto de uno u otro partido político, es de verdad”.

Incluso, dijo “me parece irrisorio que el viernes nos mandaran encerrar los coches, y yo ni tengo coche de la delegación, así como guardar los celulares; es increíble, porque ese tipo de acciones luego no tiene efecto, porque la transa está en otro lado”.

Gálvez Ruiz insistió que la situación “va a cambiar, cuando la decencia llegue a la política, cuando este país se decida a aplicar la cultura de la legalidad y no de la simulación”.

En ese contexto, sostuvo que “está en la actitud de los jefes delegacionales, de los funcionarios públicos, en respetar la legalidad; a mi también me daba mucha risa porque no podíamos periscopear, pero que sí pudieras comprar votos con despensas, con tinacos”.

NTX/JRD/DAP-RMJ/VOTO16/CDMX

También podría gustarte