Delegación Xochimilco orgullosa por reconocimiento al amaranto

0

México, 4 Sep (Notimex).- Al clausurar la III Fiesta de las Culturas Indígenas, representantes de Tulyehualco, la secretaría de cultura y la delegación Xochimilco, declararon formalmente patrimonio cultural intangible de la Ciudad de México a la “alegría de Tulyehualco”, es decir, el amaranto.

Durante la Declaratoria, Eduardo Vázquez Martín, Secretario de Cultura en la Ciudad de México, explicó que para hacerse una declaración, el pueblo poseedor del saber es quien lo propone. Después el diálogo entre los saberes populares y la academia para concretarlo.

En el Zócalo de la Ciudad de México, Avelino Méndez Rangel, jefe delegacional de Xochimilco, explicó que para esta demarcación, es un orgullo esta Declaratoria. Y es que “la alegría es una semilla que fue perseguida por los españoles porque era parte de los rituales, pero aquí están los xochimilcas después de 500 años cultivando el amaranto”.

También representa saber que aquí en la Ciudad de México, hay pueblos originarios, barrios prehispánicos que “seguimos tercos, necios en defender nuestros recursos naturales, en mantener nuestra forma de vida, repartir lo que se gana a lo largo del año a través de esas fiestas”. En Xochimilco son mas de 580 fiestas, dijo.

Hoy alegres por la declaratoria para Santiago y la alegría, es una reivindicación histórica del amaranto transformado en alegría.

Representantes de la huasteca, Jacinta Ramirez y Anastacio Aguilar, celebraron el evento y pidieron que esta fiesta se realice de por vida, ya que ayuda a visibilizar la presencia indígena en la Ciudad de México.

“La fiesta es coadyuvante para la civilización de la presencia indígena, erradicar la discriminación. Los pueblos originarios somos una comunidad que no se puede seguir negando”, dijo Jacinta.

Y es que siempre se ha definido a los pueblos originarios por sus carencias, es hora que se nos defina por lo que si tenemos y si somos, de lo que podemos aportar a los indígenas y no indígenas, añadió.

El buen vivir, dijo, se contrapone a la idea de consumo, nosotros tenemos una forma distinta de habitar el mundo: la armonía con la naturaleza y el respeto; porque no se trata de tener más si no de ser mejores, por eso nos oponemos a la competencia salvaje que marca el capitalismo.

En este sentido los representantes pidieron la revisión de una reforma de los pueblos indígenas y “exigimos una educación basada en nuestras costumbres, en defensa de nuestro territorio, contra proyectos petroleros y mineros.

En Santiago Tulyehualco desde 1970 se lleva a cabo la Feria de la Alegría y el Olivo, en el mes de febrero. En este lugar, hay por lo menos seis grupos de amaranto o alegría, nombre que quizás adquirió debido a que las semillas cuando se revientan en el final caliente parece que bailan de alegría.

La III Fiesta de la Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios, organizada en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas que se conmemora el 9 de agosto, se llevó a cabo del 27 de agosto al 4 de septiembre, con Ecuador, como país invitado, la Región Huasteca y el pueblo de San Pedro Tláhuac.

También podría gustarte