Debaten en Canadá iniciativa de ley sobre muerte asistida

Ottawa, 17 Jun (Notimex).— El proyecto de Ley C-14, que permitiría la eutanasia en Canadá, sigue en debate en el Senado y en el Parlamento, donde se discute si se incluye o se excluye a enfermos que no están en etapa terminal y a personas con discapacidad intelectual.

A principios de junio, la propuesta del primer ministro canadiense Justin Trudeau fue aprobada en la Cámara de los Comunes, donde el Partido Liberal gobernante tiene mayoría, pero en el Senado, de mayoría conservadora, lo frenó.

El Senado realizó siete ajustes al decreto, incluyendo la posibilidad de que la muerte asistida sea también un derecho para enfermos que no se encuentran en etapa terminal, pero que desean terminar con su vida.

Asimismo, se incluyó a las personas con discapacidad intelectual, cuyos tutores vean en la muerte asistida una alternativa a una situación dolorosa.

De regreso al Parlamento federal, el proyecto de Ley C-14 fue aceptado con seis modificaciones, pero no la referente al término “muerte razonablemente previsible”, el cual es considerado por los legisladores de oposición como ambiguo.

El debate en torno a la muerte asistida y la urgencia de legislarlo se realiza desde 2015, cuando la Suprema Corte de Justicia de Canadá levantó el bando hacia esta práctica y marcó el 6 de junio de 2016 como fecha límite para que el gobierno presentara y fuera aprobada una nueva ley al respecto.

Sin embargo, la Ley C-14 no ha sido aprobada y está “en un círculo vicioso” entre una cámara y la otra.

En la votación del miércoles, un senador liberal, Peter Harder, votó por el decreto modificado a fin de agilizar su salida de la cámara alta para no retrasar más el debate.

No obstante, al llegar a la cámara baja se aceptaron seis enmiendas, pero no el relativo a permitir la eutanasia solo a enfermos en etapa terminal y con una situación dolorosa.

La propuesta de ley llegó al Senado y salió con siete enmiendas. Ahora se encuentra en manos de los legisladores.

“La responsabilidad del Senado es mejorar la legislación cuando sea necesario, y eso es lo que estamos haciendo en este caso”, aseguró el senador independiente, Dennis Dawson, quien padece cáncer de garganta.

Esta opinión fue respaldada por el también senador independiente Serge Joyal, quien aseguró que el Senado debe velar por el cumplimiento de la Constitución, la Carta de Derechos de Canadá y la protección de los derechos de las minorías.

“Consideramos que el C-14 tiene esos criterios, y tenemos la independencia para mantener nuestra posición”, agregó.

El debate sigue en la Cámara de los Comunes y dado que el proyecto de ley no fue aprobado el 6 de junio como lo estableció la Suprema Corte, en la actualidad rige la ley de cada provincia canadiense.

Mientras, los enfermos que deseen poner fin a su vida, deben recurrir a la Corte federal para que les dé una carta de autorización.

También podría gustarte