Cuna de Tierra, viñedo que ofrece experiencia única de enoturismo

* Visitas a la zona de producción y barricas, talleres de cata, recorridos a caballo o en bicicleta y clases de cocina, son algunas de las actividades que ofrece el lugar

Por Armando Pereda Maldonado

Dolores Hidalgo, Gto., 11 Jun (Notimex).- Una experiencia única es lo que ofrece el viñedo Cuna de Tierra, ubicado en Dolores Hidalgo, en donde además de su labor en la producción de vinos, ofrece diversas actividades a los asistentes amantes de la enología.

Mike Taylor, coordinador de enoturismo de este lugar, informó que se reciben aproximadamente al año seis mil personas, a quienes se les explica todo lo relacionado con los vinos que se elaboran aquí.

“Tenemos 30 hectáreas de cultivo, producimos 65 mil litros de vino que nos dan 100 mil botellas por año, ya que el cultivo es anual, estamos en negociaciones para exportar nuestros productos a España, Estados Unidos e Inglaterra”, declaró en entrevista con Notimex.

Cuna de Tierra, Cuna de Tierra Syrah, Pago de Vega, Mistela, Torre de Tierra Tinto, Torre de Tierra Blanco y Cuna de Tierra Nebbiolo son algunos de los vinos que han ganado reconocimiento en las distinciones: Bacchus, CINVE, Decanter Magazine, Les Citadelles du Vin, entre otros.

Debido a que distintos vinos mexicanos han sido premiados en Europa, se empiezan a interesar en el extranjero en estas bebidas, detalló Taylor.

Agregó que para almacenar todo el líquido utilizan barricas de roble francés, estadunidense y húngaro, en donde se pasa el tiempo necesario.

“No ponemos mucha madera en el vino, porque lo que haríamos es tapar la belleza que tiene el vino en su fruta y nos interesa que el vino hable con la barrica, pero que ni uno le grite al otro; que se muestre la suficiente calidad”, subrayó.

En la cava de barricas se cuenta con un sistema de climatización para tener la temperatura cercana a los 15 grados y la humedad por la aspersión del agua, cerca del 70 por ciento de humedad para que el roble no se reseque, porque si esto sucede se perdería el vino y se evaporaría.

Asimismo, explicó que además del cultivo de uva, se realiza el de fresa, frambuesa, tomate, jitomate, así como a la crianza de langosta, cabra y oveja, todo esto trabajado en otra parte del rancho.

Para Taylor, quien trabaja con el turismo que visita el viñedo, el reto principal es comunicar de manera adecuada la labor que se realiza en Cuna de Tierra lo cual se hace con “dedicación en la tierra y la forma de hacer los vinos; mi trabajo es comunicar al público para que ellos sientan todo el amor que se ha puesto tanto en las catas como en los tours a los clientes VIP.

En este sitio en la carretera de Dolores Hidalgo, Guanajuato, ofrecen experiencias para deleitar los sentidos a través de los vinos internacionalmente premiados, arquitectura y gastronomía.

Las visitas se realizan de miércoles a domingo con previa reservación y disponibilidad, todas las opciones incluyen paseo en carretera por los viñedos, visita a la zona de producción y barricas.

Talleres de cata, paseos en diligencias y a caballo, observaciones astronómicas en telescopio, paseo en bicicleta, eventos para empresas, clases de cocina, y organización de bodas y eventos especiales.

También en este lugar, en donde recientemente se realizó el festival Born to Be Wine, se pueden ofrecer cenas maridaje con el chef y el taller titulado “U-Wine”, que consiste en que cada quien puede hacer su propio vino.

Las clases de cocina están a cargo del chef Ricardo Rafael y dan inicio en el huerto, en donde cada quien puede cosechar sus propios vegetales y aprender a transformarlos en platos de nivel internacional.

Quienes deseen esta actividad, se les ofrecerá una caja de frambuesas cosechadas por la propia mano, cinco tiempos maridados con cinco etiquetas de Cuna de Tierra y un recetario.

De igual manera se puede hacer reservación para realizar un encuentro romántico en el atardecer, que, indicó, es ideal para celebraciones especiales que estará decorado con flores y los alimentos hechos por un chef privado, aquí se puede celebrar cumpleaños, aniversarios o alguna entrega de anillo de compromiso, por ejemplo.

Cabe mencionar que Dolores Hidalgo es una zona vitícola desde el siglo XVI y precisamente esta zona cuenta con suelos mayormente arenosos, permeables de buen drenaje con el vigor adecuado para permitir a las raíces de la vid profundizar y abastecerse de agua con nutrientes de calidad.

También podría gustarte