Cumbre de los “Tres Amigos”, una historia de 11 años

Por José López Zamorano. Corresponsal

Washington, 28 Jun (Notimex).- La Cumbre de los Líderes de América del Norte, conocida como Cumbre de los Tres Amigos, nació en 2005 en Waco, Texas, para consolidar la relación entre Canadá, Estados Unidos y México, especialmente en economía, comercio y seguridad.

Desde entonces los líderes de los tres países se han reunido en otras seis ocasiones, en Cancún (2006), en Montebello, Canadá (2007), en Nueva Orleans (2008), Guadalajara (2009), Washington, DC (2012) y Toluca (2014), previo al nuevo encuentro de mañana miércoles en Ottawa, la capital canadiense.

En 2005, los entonces presidentes de México, Vicente Fox, de Estados Unidos George W. Bush y el primer ministro de Canadá, Paul Martin, anunciaron la creación de la llamada Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN).

“Con esta alianza vamos a asegurar que América del Norte continué siendo la región económica más dinámica del mundo y un hogar seguro para nuestra generación y futuras generaciones”, acordaron.

Para ello plantearon estrategias comunes de seguridad fronteriza y bio-protección, mejorar la infraestructura, confrontar las amenazas extra regionales y montar una estrategia de agilización del flujo de mercancías y personas entre los tres países.

En 2006, los presidentes Fox y Bush, y el entonces entrante primer ministro canadiense Stephen Harper anunciaron en Cancún, en el estado mexicano de Quintana Roo, la creación del Consejo de Competitividad de América del Norte (NACC).

Integrado por miembros del sector privado de cada país, el NACC fue creado para hacer recomendaciones sobre competitividad en América del Norte en los sectores automotriz y de transporte, acero, manufacturas y servicios.

“Estamos convencidos de que la cooperación regulatoria contribuye a la productividad y competitividad de nuestras naciones y ayuda a proteger nuestra salud, seguridad y medio ambiente”, indicaron.

En 2007, reunidos en Montebello, Canadá, los entonces presidentes Felipe Calderón, Bush y el primer ministro Harper acordaron un plan regional para la gripe aviar y pandemias, un marco de cooperación regulatoria, una estrategia de protección a la propiedad intelectual.

Asimismo acordaron un acuerdo trilateral en ciencias y tecnologías energéticas y profundizar los esfuerzos de México, Estados Unidos y Canadá para consolidar “fronteras seguras e inteligentes”.

En 2008, en Nueva Orleans, Calderón, Bush y Harper los líderes se comprometieron a combatir las amenazas transnacionales como el crimen organizado, el tráfico de armas, de personas y drogas, la trata de personas, el contrabando, el terrorismo y el lavado de dinero.

Asimismo acordaron trabajar por la implementación de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En 2009, en Guadalajara, la primera cumbre con el presidente Barack Obama, los tres países destacaron la cooperación contra el brote del virus de la influenza A/H1N1 y lo consideraron como un “ejemplo global” de colaboración.

Igualmente acordaron promover la recuperación económica regional tras la llamada Gran Recesión de Estados Unidos, dando prioridad a la recuperación de empleo, la integración económica y la revigorización del comercio.

Aunque habían acordado reunirse en 2010 en Canadá, el siguiente encuentro tuvo lugar en Washington DC en 2012, donde celebraron que el comercio trilateral rebasó por primera vez los mil millones de millones de dólares anuales bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Asimismo se comprometieron a profundizar la cooperación contra todos los aspectos del crimen organizado transnacional con base en el principio de responsabilidad compartida, así como intercambiar experiencias e información sobre tráfico de armas y lavado de dinero.

En 2014, en Toluca, México, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto fue anfitrión de Obama y Harper.

Allí acordaron facilitar el movimiento de personas a través de un Programa de Viajeros Confiables de América de Norte, comenzando con el reconocimiento mutuo de los programas Nexus, Global Entry, SENTRI y Viajero Confiable.

Asimismo acordaron desarrollar un Plan de Transporte de América del Norte, iniciando con un plan de transporte de carga regional y ampliando las iniciativas existentes, además de simplificar y armonizar los requisitos de información aduanera.

Aunque los tres líderes acordaron reunirse en 2015 en Canadá, la octava reunión se llevará a cabo en Ottawa, mañana miércoles, con Justin Trudeau como anfitrión.

También podría gustarte