Cultivos ilícitos aumentan 39 por ciento en Colombia: ONU

Bogotá, 8 Jul (Notimex).- Los cultivos de hoja de coca en Colombia registraron un importante incremento al pasar de 69 mil hectáreas en 2014 a 96 mil hectáreas en 2015, un aumento del 39 por ciento, aseguró hoy Naciones Unidas.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Drogas y el Delito (ONUDD) entregó este viernes un informe sobre el monitoreo de los cultivos ilícitos en Colombia, el primer productor de hoja de coca y exportador de cocaína pura.

Recordó que Colombia planteó en la ONU la necesidad de estudiar el fenómeno de las drogas desde “una perspectiva amplia que permita entender las complejidades de los individuos y los territorios afectados por el problema y encontrar herramientas para enfrentarlo con un enfoque de salud pública”.

Los diálogos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para poner fin a un conflicto armado interno de más de 50 años, “han incorporado el tema de las drogas ilícitas como uno de los cinco puntos centrales de la negociación”.

“La implementación del acuerdo implicará cambios en la manera como se enfrenta el problema. Este escenario de transición ha tenido una incidencia importante en la dinámica de los cultivos ilícitos”, agregó la ONUDD.

En este contexto hay una una participación más activa de las comunidades afectadas, la reactivación de los mercados ilegales en las regiones afectadas por cultivos ilícitos, el surgimiento de nuevos grupos o la lucha de los existentes para adueñarse del negocio, entre otros aspectos.

“Es imposible entender el informe de monitoreo de cultivos de coca 2015 por fuera de este marco complejo; una vez más, diferenciar entre tendencias y coyunturas constituye uno de los principales retos que el reporte deja a los analistas”, subrayó el informe.

En Colombia solo tres departamentos están libres de cultivos de hoja de coca en 2015: Caldas, La Guajira y Cundinamarca, que completan cuatro años sin este tipo de cultivos.

Siete departamentos “tienen menos de 100 hectáreas de coca y avanzan hacia su consolidación como departamentos libres de coca: Guainía, Vaupés, Arauca, Boyacá, Magdalena, César y Santander”.

El 87 por ciento “del incremento de cultivos de coca sucedió en los territorios que ya tenían coca en 2014; allí el área sembrada con coca pasó de 63 mil hectáreas a 86 mil 600 hectáreas”.

Según el reporte, estas comunidades han encontrado nuevos incentivos para incrementar el área sembrada con coca, como son: un fuerte incremento de los precios que reciben por la hoja de coca.

Además de que se ha registrado una reducción “en el riesgo asociado con la actividad ilícita debido a la suspensión de la aspersión aérea y la posibilidad de evitar la erradicación manual mediante bloqueos a la fuerza pública”.

Elementos coyunturales también “afectaron las actividades lícitas en las regiones y favorecieron las actividades ilícitas; por ejemplo la crisis del petróleo en Catatumbo, la sequía en Antioquia y Sur de Bolívar y una reducción general de los esfuerzos en desarrollo alternativo en todo el país”.

“Los cultivos de coca siguen siendo una amenaza para la diversidad biológica y cultural de Colombia; la coca en resguardos indígenas se incrementó en 52 por ciento al pasar de siete mil 799 hectáreas en 2014 a 11 mil 837 hectáreas en 2015”, advirtió.

En territorios de las comunidades negras “el incremento fue del 51 por ciento frente a lo reportado en 2014, al pasar de 10 mil 626 hectáreas a 16 mil 030 hectáreas”.

La ONUDD destacó que Colombia “sigue siendo el país de Sudamérica con mayor esfuerzo en decomiso de cocaína, el país contribuye con la tercera parte de las incautaciones globales. En 2015 (…) aumentaron un 71 por ciento, al pasar de 148 toneladas en 2014 a 252 toneladas en 2015”.

También podría gustarte