Cuidado de simios se salió de las manos del zoológico de Chapultepec:

México, 7 Jul (Notimex).- El Proyecto Gran Simio México aseveró que tras la muerte de Bantú, el gorila macho de 25 años de edad, el cuidado de grandes simios se salió ya de las manos del zoológico de Chapultepec y su administración.

“Es increíble que con 20 veterinarios a cargo, y después de 92 años de existencia, se sigan presentando muertes con un mismo denominador común”, comentó Paulina Bermúdez, directora de Proyecto Gran Simio México.

Aseveró que ya suman tres muertes de grandes simios dentro del zoológico en un año: el orangután Jambi, el chimpancé Lio y ahora Bantú, por lo que es momento de replantear soluciones viables.

En un comunicado, la organización lamentó profundamente la muerte de Bantú, el gorila que nació en cautiverio y residió en el Zoológico de Chapultepec, ubicado en la Ciudad de México.

Bantú falleció debido a un paro cardiorrespiratorio mientras estaba sedado para ser trasladado al Zoológico de Guadalajara donde cumpliría con propósitos de reproducción.

De acuerdo con una investigación que llevó a cabo el portal El Big Data, los decesos de los grandes simios, Jambi y Lio, así como los de la elefanta Maggie y el rinoceronte blanco Khartoum, representan una póliza de seguro (alrededor de 7 millones 191 mil 475 pesos) que recibirá la administración de la Ciudad de México.

Sin embargo, esta no será reinyectada a la preservación de las especies que aún habitan en el Zoológico de Chapultepec o a al mantenimiento del mismo, consideró la organización.

Bajo este escenario, y con el objetivo de no perder de vista el cuidado de los ejemplares que habitan en Chapultepec, Proyecto Gran Simio México propuso a la administración del zoológico una reunión para debatir y analizar la situación actual de los animales en cautiverio, así como poner sobre la mesa soluciones viables en el corto plazo.

Mientras el zoológico confirma su participación, la asociación llevará a cabo este fin de semana una consulta para evaluar la percepción social del zoológico y tener un anexo adicional a todos los argumentos científicos/empíricos que ha recopilado en los últimos años.

“Claramente debemos discutir en conjunto con la administración del recinto acerca del futuro de los grandes simios. A lo mejor una solución loable sea la prohibición de entrada al zoológico de más ejemplares grandes simios, tal como se determinó con elefantes y osos polares hace unos años”, enfatizó.

También podría gustarte