Cuba rechaza “golpe de Estado parlamentario-judicial” contra Rousseff

La Habana, 31 Ago (Notimex).- El gobierno de Cuba condenó hoy “el golpe de Estado parlamentario-judicial” contra la destituida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el cual constituyó “un acto de desacato a la voluntad soberana del pueblo que la eligió”.

En una declaración divulgada por la agencia oficial Prensa Latina, el gobierno cubano consideró que la destitución de Rousseff se produjo “sin que se presentara ninguna evidencia de delitos de corrupción ni crímenes de responsabilidad” que se le atribuían.

El Senado de Brasil destituyó este miércoles a la mandataria por 61 votos contra 20, en un juicio político impulsado en su contra por una supuesta violación de las normas fiscales.

“Lo ocurrido en Brasil es otra expresión de la ofensiva del imperialismo y la oligarquía contra los gobiernos revolucionarios y progresistas de América Latina y el Caribe, que amenaza la paz y la estabilidad de las naciones”, añadió el texto del gobierno cubano.

Asimismo, Cuba reconoció los logros de los gobiernos de Rousseff y de su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva en materia de crecimiento, generación de empleo, combate a la pobreza, salud, educación, inclusión social y defensa de los recursos naturales.

Destacó también que durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), Brasil fue “un activo impulsor de la integración latinoamericana” y resaltó su aportación en el debate de temas internacionales como la paz, el desarrollo, el medio ambiente y los programas contra el hambre.

El gobierno cubano ratificó su solidaridad a Rousseff, Lula y el PT, y manifestó su confianza en que el pueblo brasileño defenderá las conquistas sociales alcanzadas y se opondrá a las políticas neoliberales que intenten imponerle.

En ese sentido, Cuba indicó que “las fuerzas que ahora ejercen el poder (en Brasil) han anunciado medidas privatizadoras sobre las reservas petrolíferas en aguas profundas y cortes a los programas sociales”.

También podría gustarte