Corte Penal condena a islamista que destruyó santuario de Tombuctú

La Haya, 27 Sep (Notimex).- La Corte Penal Internacional (CPI) condenó hoy a nueve años de prisión a Ahmad al Faqi al Mahdi, declarado culpable de crímenes de guerra por la destrucción de santuario del siglo XV de Tombuctú, Malí, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

“Hoy 27 de septiembre de 2016, la VIII Sala de la CPI declara al señor Al Mahdi culpable del crimen de guerra de atacar edificios históricos y religiosos en Tombuctú y le condena a nueve años de prisión”, destacó el Tribunal en su sentencia final del caso.

En un comunicado, difundido en esta ciudad, sede del Tribunal internacional, la CPI destacó que la sentencia fue aprobada por unanimidad por los tres jueces de la Sala VIII, presidida por el fiscal filipino Raúl Cano Pangalangan.

La Corte determinó que no hay duda de que el islamista Al Mahdi es coautor del crimen de guerra que consiste en dirigir intencionalmente ataques contra edificios religiosos e históricos en Tombuctú, Malí, en junio y julio de 2012.

De acuerdo con el fallo, Al Mahdi lideró en 2012 los ataques contra los monumentos del histórico santuario de Tombuctú de Malí, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1990.

“Al Mahdi coordinó los ataques y dio instrucciones para su destrucción. En particular, se implicó activamente en el derribo de los mausoleos, así como en su supervisión… Todos estos eran objetivos religiosos, no militares, lo que constituye un crimen de guerra según los estatutos de la CPI”, destacó el juez filipino al dar lectura al fallo de la Corte.

El 22 de agosto de 2016, en la apertura del juicio, el islamista, conocido también como “Abu Turab”, admitió su culpabilidad del crimen de guerra, al atacar 10 monumentos históricos y religiosos en Tombuctú, entre el 30 de junio de 2012 y 11 de julio de 2012, durante el conflicto en Malí.

En su fallo, la VIII Sala de la CPI destacó que estaba satisfecho de que el acusado comprendiera la naturaleza y consecuencias de la admisión de culpabilidad y que su admisión era voluntariamente tras suficiente consulta con su abogado y es apoyada por los hechos del caso.

Para determinar la condena de nueve años, la Corte tomó en cuenta la gravedad del delito, la conducta culpable de señor Al Mahdi y sus circunstancias individuales durante el conflicto armado que se vivió en la República de Malí en ese entonces.

“Los mausoleos y mezquitas de Tombuctú eran una parte integral de la vida religiosa de sus habitantes y constituyen un patrimonio común para la comunidad”, destacó la CPI, que reducirá el tiempo que el acusado ha pasado en prisión desde su arresto, el 18 de septiembre de 2015.

También podría gustarte