Corea del Norte critica a Estados Unidos por derechos humanos

Protestas en Missouri

Las declaraciones de un vocero de la cancillería siguen el patrón norcoreano de aprovechar cualquier oportunidad para devolverle a Washington la crítica de que Corea del Norte es uno de los mayores violadores de los derechos humanos en el mundo. La muerte de Michael Brown, de 18 años, el 9 de agosto en Ferguson dio lugar a dos semanas de protestas callejeras que en ocasiones se tornaron violentas.

En un comunicado reproducido por el medio oficial Korean Central News Agency, el vocero dijo que Estados Unidos es un país “donde la gente está sujeta a discriminación y humillación debido a su raza y son presa de tal horror que no saben cuándo los matan a tiros”.

“Las protestas en la ciudad de Ferguson y otras partes de Estados Unidos son un estallido de descontento acumulado y la resistencia del pueblo contra la discriminación racial y la desigualdad profundamente arraigada en la sociedad estadounidense”, dice el comunicado.

Acusa a Estados Unidos de actuar como un “juez internacional de derechos humanos” y dijo que debería “ocuparse de sus propios asuntos en lugar de entrometerse en los asuntos internos de otros países”.

“No debe buscar la solución de sus problemas en la represión de los manifestantes sino echar luz sobre el verdadero panorama de la sociedad estadounidense, un cementerio de los derechos humanos, y comprender correctamente qué son los auténticos derechos humanos y cómo se los debe garantizar”, dice el comunicado.