Control de peso corporal y ejercicio contribuyen a evitar la ciática

Querétaro, 17 Jun (Notimex).- Controlar el sobrepeso y practicar ejercicio físico que fortalezca los músculos del abdomen, la cadera y la espalda contribuyen a evitar la ciática.

El jefe del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, Javier Aguilar López, refirió que esta conlleva un dolor provocado por la inflamación, irritación y tracción de los nervios que se originan en la parte baja de la columna lumbar y que se juntan para formar el nervio ciático.

Explicó que la característica de la ciática es el dolor que se presenta en la región glútea por la parte posterior de la pierna y puede llegar hasta la punta de los dedos del pie.

“Las mejores formas de prevenir la ciática son no tener sobrepeso y hacer ejercicios que fortalezcan los músculos del abdomen, la cadera y la espalda, pero en general cualquier aeróbico puede ser de utilidad”, puntualizó el especialista.

Consideró que es recomendable también dormir en cama de base firme, pero cómoda, boca arriba con un cojincillo debajo de las rodillas, o de lado, en posición fetal y sin cruzar las piernas para no alterar la estructura anatómica de la columna ni los nervios.

Asimismo, destacó que esta afección es más frecuente entre la gente cuya actividad laboral exige someter a la columna baja (lumbar) a esfuerzos grandes o repetidos.

“Los discos intervertebrales se desgastan por el sobreesfuerzo a que son sometidos, aunque en algunos casos también hay otros factores predisponentes o agregados que pueden provocar una hernia de disco que es la principal causa que comprime la raíz del nervio”, apuntó.

Esto puede provocar dolor en la zona, que puede ser tipo calambre o sensación de descarga eléctrica que impide caminar con normalidad y pudiese acompañarse o no, de debilidad en la pierna afectada o adormecimiento de alguna zona de la misma”, señaló.

Entre las causas de la ciática destacan los problemas mecánicos de la columna, discos herniados, factores compresivos o inflamatorios como tumores o infecciones, aunque menos frecuente, y su mayor incidencia se presenta principalmente en personas entre los 20 y 45 años de edad.

Añadió que el diagnóstico corre a cargo del ortopedista, quien confirma el padecimiento con apoyo de los rayos X, y si fueran necesarios otros estudios complementarios.

En cuanto al tratamiento de la ciática señaló que puede ser con medicamentos, reposo, terapia física, corrección de factores causales o inclusive si el caso lo amerita, “por una gran compresión nerviosa, quirúrgico”.

Aguilar López añadió que la mejor prevención de las afectaciones de la columna vertebral, incluyendo ciática, es mantener un peso adecuado, una alimentación balanceada, evitar sedentarismo, hacer ejercicio con regularidad y moderación y evitar fumar, entre otros.

También podría gustarte