Constitución sigue vigente, gracias a reformas de los 3 últimos años

México, 8 Jun (Notimex).- La Carta Magna no sólo está vigente formalmente, sino viva, debido a la serie de reformas que ha experimentado en los últimos tres años, afirmó César Camacho Quiroz.

Al participar en el panel de Diálogos Constitucionales, dentro del tema “Dinámica Constitucional: vigor y vigencia de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917”, que se llevó a cabo en el Salón Legisladores, aseguró que es entre ignorancia y mala fe la expresión de que este documento esencial está enmendado o remendado.

Quiero reivindicar, manifestó, a muchas generaciones de legisladores de todo signo partidario, porque tenemos una buena Constitución formalmente vigente y viva. “Que a nadie se le caiga la cara de vergüenza cuando la reforme; más bien, que se enorgullezca”, agregó.

Hizo votos por que se celebre el centenario de la Carta Magna difundiendo historia, acontecimientos enorgullecedores y, “en el caso de los que tenemos un cargo, la mejor forma de honrarla y conmemorarla, es trabajando, entendiéndonos y construyendo un espacio de neutralidad partidaria que esté por encima de banderas político-partidarias que, siendo importantes, siempre serán parciales”.

Además, agregó, se debe impulsar la cultura de la Constitución como la mejor forma de hacerse cargo personalmente de un apego sin culto, inteligente, práctico, funcional, y con actitud de construir consensos con otros.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, aseguró que México tiene una Carta Magna robusta y una estabilidad política que se debe apreciar y mantener.

Reconoció que hay errores de técnica jurídica y, en algunas ocasiones, un uso y abuso al reformarla. Pero eso, subrayó, “no le hace mella al cuerpo normativo en su conjunto”, pues en un balance cuidadoso sigue teniendo la fuerza formal y real para seguir pensando en ella, ponerla al día y promover la cultura de la Constitución.

Sostuvo que quienes ostentan un cargo público deben someterse a la ley y a la Constitución, “pero no debe ser un sometimiento forzoso, en quienes creemos en ella, sino como libre expresión de estar debajo de la ley”.

Las reformas ocurridas en los últimos tres años a la carta fundamental, indicó, generaron la aspiración colectiva del proyecto de país, que el pueblo desea para ésta y las siguientes generaciones.

Resaltó que las reformas Energética, Educativa, de Telecomunicaciones, Competencia Económica, Hacendaria, Laboral, Transparencia, Político-electoral, Sistema Nacional Anticorrupción, Disciplina Financiera, Código de Procedimientos Penales y en materia de Amparo, son un entramado.

Unas complementan y secundan a las otras para que el arropamiento a las instituciones sea suficiente para salir adelante.

Expresó que la propia Carta Magna establece la posibilidad y el procedimiento específico y eficaz para modificarla, lo que permitió, en 1917, el reparto y dotación de tierras y aguas, y después, la creación de instituciones de seguridad social, el derecho de las mujeres a votar y ser votadas, la apertura política y democrática, y el reconocimiento pleno de los derechos humanos, entre otros, que no habrían sido posible sin los cambios constitucionales.

Aseguró que la Constitución no sólo es una serie de normas, se convierte en hoja de ruta, en una estrella polar, para que al viajar nunca perdamos el rumbo.

Por su parte, el presidente del Comité del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Juan Manuel Cavazos Balderas informó que los “Diálogos Constitucionales” que inician con el tema “Dinámica constitucional: vigor y vigencia de la Constitución Política de 1917”, se realizan en el marco de los festejos rumbo al Centenario de nuestra Carta Magna, que se festejará el próximo año.

Dichos diálogos, que se llevarán a cabo cada segundo miércoles de mes hasta cubrir un total de doce, son “una muestra histórica de la Constitución que nos une como Estado, como país y como sociedad”.

También podría gustarte