Consejo Mundial del Agua pide no especular con el líquido

Por Heriberto Araújo. Corresponsal.

Río de Janeiro, 28 Jun (Notimex).- El agua es un derecho humano universal y no puede ser objeto de especulación económica, explicó hoy a Notimex Benedito Braga, presidente del Consejo Mundial del Agua, institución con sede en Marsella (Francia) que reúne a miembros de más de 50 países.

Braga, secretario de Saneamiento y Recursos Hídricos del estado de Sao Paulo, aseguró que es necesario el “control de los gobiernos” para evitar que el agua se convierta en un bien especulativo financiero.

“Los especuladores deben ahora lidiar con los agentes públicos”, explicó en entrevista con Notimex al inicio de los trabajos para el Foro Mundial del Agua, que se celebrará en Brasilia del 18 al 23 de marzo de 2018.

Más de 700 líderes políticos, diplomáticos, especialistas y representantes de la sociedad civil se reúnen hasta el día 29 en Brasilia para preparar los trabajos del Foro Mundial del Agua, que se celebra cada tres años y discute políticas públicas sobre el agua.

Braga, un reconocido investigador brasileño, nombrado secretario en Sao Paulo cuando el estado pasaba en 2015 por su peor sequía en décadas, dijo que las prioridades del Foro deben ser “la resiliencia de las poblaciones a los cambios climáticos, la universalización del agua potable y el saneamiento, gestión de los ríos transfronterizos”.

Respecto al cambio climático, que ya provocó el desplazamiento de comunidades por la sequía y por las crecidas de los niveles del agua, Braga dijo que el Foro discutirá “cómo financiar la construcción de obras de contención” en zonas pobres como África o el sureste asiático.

Señaló además la necesidad de “alcanzar un equilibrio entre la preservación del medio ambiente y el desarrollo económico”, en referencia a lograr “la ciencia, la tecnología y el diálogo para mejores soluciones” en el manejo de los recursos hídricos.

La capital brasileña fue elegida para albergar el octavo Foro Mundial del Agua en marzo de 2018 en pleno debate sobre las causas y las consecuencias de la sequía histórica que azotaron el sudeste del país en 2015.

Sao Paulo llegó a aplicar un racionamiento selectivo y se temió que, con la caída de las reservas en los embalses, las presas hidroeléctricas –que producen 70 por ciento de la electricidad del país- no pudieran generar la energía suficiente para la industria nacional.

Brasil posee el 13 por ciento de las reservas de agua dulce del mundo, pero un 70 por ciento de encuentran en el Amazonas y no son accesibles para las grandes urbes del sureste del país: Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte.

También podría gustarte