Compensan a deudos de dos hombres muertos por policía en California

Los Ángeles, 10 Ago (Notimex).- El concejo de la ciudad estadunidense de Long Beach aprobó hoy dos pagos por una suma de tres millones 500 mil dólares para indemnizar a las familias de dos personas muertos a disparos por policías.

Miembros del concejo municipal aprobaron en sesión la compensación, con base en un acuerdo extrajudicial sobre dos demandas por homicidio presentadas contra agentes de la policía de Long Beach, California, por las familias de Héctor Morejón y Jason Conoscenti.

Las decisiones fueron tomadas durante una reunión a puerta cerrada, dijo el representante de la ciudad, Charles Parkin.

La madre de Morejón recibirá un millón 500 mil dólares, expuso Parkin, mientras que el abogado Eric Valenzuela precisó que las tías de Conoscenti, sus parientes vivos más cercanos, recibirán dos millones.

La muerte de Conoscenti en abril de 2014 atrajo la atención pública, por un video que mostró cómo un grupo de oficiales le disparó cuando huía por una escalera hacia la playa y era perseguido a distancia por un perro policía.

Conoscenti, de 36 años, desatendió a los agentes del sheriff del condado de Los Ángeles, que respondieron a un llamado sobre un robo en una tienda Target en Compton, pero al momento de los disparos, el video muestra al perseguido desarmado y con las manos extendidas.

Morejón, de 19 años, murió en circunstancias controversiales casi un año más tarde, también desarmado, cuando el agente Jeffrey A. Meyer le disparó por la espalda, cuando atendía un reporte de movimientos dentro de un apartamento desocupado en la avenida Hoffman.

La primera versión policial aseguraba que Meyer disparó después que vio a Morejón “girar hacia él, flexionó sus rodillas y extendió un brazo como si estuviera armado”.

El abogado de Morejón, Samuel R. Paz, sostuvo que el adolescente estaba de espaldas, al parecer huyendo del oficial, cuando recibió los tiros, y la familia afectada también argumentó que el agente omitió dar primeros auxilios al joven herido.

La Policía de Long Beach ha sido objeto de escrutinio por una serie de incidentes similares en los últimos años.

El mes pasado, la ciudad aceptó pagar tres millones de dólares a la familia de Tyler Woods, un hombre desarmado que murió de un disparo cuando corría de la policía en 2013, y enfrenta otra demanda por la muerte en 2015 de un hombre con discapacidad mental en una sala de juegos.

La policía dijo que Mharloun Saycon, de 39 años, recibió un disparo después de ignorar repetidas órdenes para entregar un cuchillo pequeño, mientras que la familia sostiene que no representaba una amenaza para los oficiales y estaba sentado cuando le dispararon.

También podría gustarte