Compañía Nacional de Teatro monta la obra “La colaboración”

México, 1 Jul (Notimex).- En el marco del Octavo Ciclo Nuevas Teatralidades de la Compañía Nacional de Teatro, se estrenó la obra “La colaboración”, de Ronald Harwood, que aborda la relación personal y profesional entre el compositor Richard Strauss (1864-1949) y el escritor Stefan Zweig (1881-1942), de la cual resultó la ópera “La mujer silenciosa”.

La puesta en escena que ofreció su primera función la noche anterior tendrá funciones de jueves a sábado del 30 de junio al 7 de agosto, en la Sala Héctor Mendoza de la Compañía Nacional de Teatro, con entrada gratuita pero previa reservación.

“La colaboración” fue traducida y es dirigida por Sergio Vela, además ofrecerá durante siete funciones tres actos de la ópera “La mujer silenciosa”, a cargo de integrantes del Estudio de Ópera de Bellas Artes, con el objetivo de conocer y disfrutar la obra que Adolf Hitler (1889-1945) prohibió después de su tercera representación.

La obra de teatro cuenta con las actuaciones de Juan Carlos Remolina, Diego Jáuregui, Renata Ramos, Andrés Weiss, Mariana Gajá y Ricardo Leal; la escenografía e iluminación es de Alejandro Luna; el diseño de vestuario de Violeta Rojas y el maquillaje de Ilka Monforte.

Se supone que los artistas tienen el deber moral de asumir la posición política del personaje y eso no es así pues es una decisión individual, explicó Vela respecto al conflicto que tuvo Strauss para colaborar con el autor más exitoso de su época, aunque fuese de origen judío.

Esta puesta en escena refleja un punto de vista histórico al mostrar los conflictos dramáticos y discursivos entre estos artistas europeos en plena época del régimen nazi, lo que frustró el futuro de aquella sociedad.

Parte del argumento de esta pieza es un zahorí buscando agua, lo cual es la metáfora perfecta para crear ópera, señaló Strauss al destacar la forma para generar sus composiciones, de acuerdo con información de la Secretaría de Cultura federal.

Esto refleja los contrastes de la pantomima artística y revela el proceso para realizar “La mujer silenciosa”, ópera ligera sobre de un tipo de fémina, lo que contrasta con la persecución antisemita por parte de los alemanes, derivando en la huida de Zweig durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Es así que Strauss y Zweig gracias a su talento se convirtieron en ciudadanos del mundo y se sintieron como en casa en cualquier país europeo, pues en dicha obra evidencian la caída y transformación de una época repleta de odios, finalizó la dependencia.

También podría gustarte