Compañía española presenta en Bogotá con éxito “El alcalde de Zalamea”

Por Edelmiro Franco. Corresponsal

Bogotá, 30 May (Notimex).- “El alcalde de Zalamea” es una muestra de la grandeza de Pedro Calderón de la Barca, una obra puesta en escena por el Teatro Clásico de España, presentada este fin de semana en la capital colombiana.

El Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo celebró su sexto aniversario con la presentación de la compañía española, que ofreció un verdadero espectáculo de 90 minutos a los colombianos que tuvieron la oportunidad de asistir a la sala, una de las más importantes de Colombia.

La obra “El alcalde de Zalamea” de Calderón de la Barca, bajo la dirección de Helena Pimenta, es la capacidad del autor de mostrar con palabras el mundo.

Para la directora de la obra, “El Alcalde de Zalamea”, “es una obra de lenguaje distinto, pero igual de elevado, no en el sentido de que el espectador no lo comprenda, sino de la grandeza de sus palabras y de los elementos contradictorios que pone en juego”.

Calderón de la Barca sabe construir “auténticas catedrales con las palabras, son de una belleza verdaderamente extraordinarias y sus personajes son muy conflictivos, cosa que choca con la cantidad de palabras que dicen”.

Previo a las funciones, Pimenta comentó que “han sido tan conflictivos al encarnar pasiones, y resolverlas y confrontarse con ellas de una forma muy intensa, pues el espectador queda muy sorprendido”.

“Yo creo -dijo- que entre los personajes se produce sorpresa constante, y en el público también, con una obra de Calderón. Es uno de los más grandes de la literatura dramática universal”.

De hecho su experiencia fuera de España, es que “muchos lo conocen ya bastante, y quedan muy cautivados por esas palabras. Pero yo digo, aunque pareciera que solo es belleza aparente, es una belleza que expresa las grandes contradicciones del ser humano”.

Todos los actores de la obra lograron encarnar a “sus personajes desde un sentido de respeto a la palabra y a lo humano; es que se nota mucho cuando está con el público, el público se conmueve con esta obra”.

Y la verdad fue que los espectadores en la principal sala del Teatro Mayor, quedaron sorprendidos de principio a fin por la palabra, por la puesta en escena, simple pero simbólica, que fue retribuida con una ovación cerrada, que es el mejor galardón para los actores, como es el reconocimiento de su publico.

También podría gustarte