Cometa Catalina podrá observarse desde Península de Yucatán

Mérida, 13 Ene (Notimex).- El cometa C/2013US Catalina podrá observarse desde la Península de Yucatán entre el 16 y 18 de enero, y solo es necesario el uso de binoculares, informó el astrónomo yucateco, Eddie Salazar Gamboa.

El también catedrático del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) destacó que durante tres días, el cometa estará en su perigeo -punto más cercano a la Tierra-, es decir a una distancia de 149 mil 598 kilómetros o 0.5 años luz, y su brillantez será de magnitud seis.

Esta, expuso en entrevista, es la primera y la única vez que se observará el cometa, descubierto hace poco más de dos años, ya que tiene un período orbital hiperbólico, “por lo que viajará hacia el infinito”.

Comentó que el paso del cometa podrá ser apreciado a simple vista por aquellas personas que tengan buena visión nocturna, empero, lo más recomendable es el uso de binoculares, así como la ubicación del observador en un sitio completamente obscuro y lejos de las ciudades.

Una persona con una excelente visión, principalmente los niños, pueden detectar las estrellas de esta magnitud”, de manera similar a lo que sucede con la llamada “Estrella polar”, aunque recordó que esta es de una magnitud de 2.1 de brillo y “mientras menos magnitud tenga, más brillante es el cuerpo celeste”.

La mejor hora para observar este bólido es a las 4:30 horas, ubicándose a un costado de Arturo, es decir, la estrella alfa o más brillante de Botero.

El cometa C/2013US Catalina fue descubierto el 31 de octubre de 2013, con magnitud de 18.6 de brillo, el cual tuvo su perihelio -punto más cercano al Sol-, en noviembres de 2015 y “ahora se acerca a la Tierra”, señaló Salazar Gamboa.

Indicó que Catalina proviene de la Nube de Oort, área donde están los llamados objetos trasneptunianos y debido a la gravedad de los grandes planetas fue atraído al sistema solar, por lo que así inició su órbita hacia el Sol.

Existen cometas de período corto, como Encke, que es de 4.3 años, así como también los de órbita mediana, como el Halley, de 76.1 años, y otras de tipo hiperbólicas, los cuales nunca regresarán.