Comenzará Eurocopa con contexto “catastrófico” en Francia

Por David del Río. Corresponsal

París, 9 Jun (Notimex).- La Eurocopa, la gran fiesta del fútbol europeo, comenzará mañana aquí en un contexto “catastrófico” marcado por huelgas de trenes y de recogida de basuras, la amenaza de una huelga de aviones, el Sena desbordado en París y el estado de alerta terrorista a su máximo nivel.

Mientras en París las aguas del río Sena continúan retrocediendo y permitirán mañana, día “d” del inicio del torneo, la reapertura de una línea de trenes conurbanos, la RER C, otras nuevas amenazas pesan sobre el desarrollo del campeonato.

Los sindicatos, que desde abril se manifiestan regularmente en contra del proyecto de ley de reforma laboral impulsado por el gobierno socialista, mantienen a falta de 24 horas para el inicio del “Euro 2016” las huelgas en trenes y amenazan con ampliarlas a la principal aerolínea del país desde el próximo sábado.

La línea D de tren conurbano que une la capital francesa con el Estadio de Francia, en el que mañana se celebrará la ceremonia y el juego inaugural, funciona sólo parcialmente, ni siquiera cumple los servicios mínimos, por la huelga, por lo que el tiempo de viaje al estadio se multiplica y los trenes y el metro se saturan.

El mismo problema sufre la línea B de trenes, que junto a la D une el estadio con el corazón de la Ciudad luz, debido a las protestas de los ferroviarios, que la víspera provocaron incluso el bloqueo del tren que transporta la copa del torneo en la estación de trenes del norte de París, la Gare du Nord.

La amenaza de la huelga se extiende a los trenes entre la capital y las principales ciudades francesas, de los cuales una mínima parte realiza el servicio, lo que podría provocar problemas para los aficionados, personalidades y periodistas que cubren el torneo, patrocinado paradójicamente por la empresa pública de trenes, la SNCF.

A las huelgas de transportes podría sumarse desde este sábado la huelga de pilotos de Air France, la principal aerolínea del país, que este jueves mantenía todavía la decisión de parar al día siguiente del inicio del torneo, que terminará el 10 de julio.

Pero por si fuera poco, en las últimas horas se han sumado las protestas de los empleados de limpieza que recogen la basura en París y otras ciudades sede de la competición y los bloqueos de la pasada noche en Rungis, afueras de París, el principal mercado de abastecimiento de productos frescos de la capital francesa.

Desde ayer algunas localidades de la región parisina y calles del centro comercial de la capital sufren de la huelga de basureros y ya se perciben cajas y papeleras repletas sin recoger, mientras las altas temperaturas aumentan en la capital.

La nueva protesta amenazó hasta hoy con provocar la anulación de la “fan zone” de Saint- Etienne, sureste, que durante varios días sufrió la huelga de sus empleados de limpieza. Un acuerdo de última hora permitió anunciar este día a sus autoridades el fin del paro y el mantenimiento de la “fan zone”.

“Queremos que las cosas vuelvan a su sitio, que este desastre termine”, declaró la ministra de Medio Ambiente y ex candidata a la presidencia, Segolene Royal, uno de los pesos pesados del gobierno del presidente Francois Hollande.

“No es posible que un país moderno continúe en el estado de desorden permanente”, añadió Royal.

Los organizadores franceses de la competición reconocieron la víspera que se han concentrado sobre todo en garantizar la seguridad del torneo, que se celebra con Francia en estado de alerta terrorista máxima, y que las huelgas no dependen de ellos.

La buena noticia del descenso del Sena a su paso por París representa cada vez menos una amenaza pero la inundación ya causó la cancelación de eventos organizados por el Ayuntamiento y los países participantes en la Eurocopa en las orillas del río, cuya duración fue recortada y se cambió el lugar de celebración.

También podría gustarte