Comediante John Oliver paga deudas médicas de nueve mil personas

Dallas, 7 Jun (Notimex).- Miles de residentes de Texas que tenían deudas con hospitales por un total de 15 millones de dólares, vieron cancelada sus facturas por cortesía del comediante John Oliver, conductor del programa “Last Week Tonight” de la cadena televisiva HBO.

Oliver anunció la medida durante su programa transmitido esta semana para ilustrar las prácticas que realizan las empresas que compran a bajo precio las deudas de miles de personas para tratar de recaudarlas.

Las instituciones de salud por lo general venden sus deudas atrasadas, por centavos de dólar, a empresas que luego de adquirirlas tratan de cobrar las facturas por el importe real.

Estas empresas operan con poca regulación, y en ocasiones emplean formas abusivas para intimidar a la gente y obligarlas a pagar.

Oliver estableció su propia compañía para adquirir por solo 60 mil dólares, unos 15 millones de dólares en deudas contraídas con los hospitales de Texas.

El comediante hizo el anuncio durante la transmisión de su programa, presionando un botón rojo para simbolizar el perdón de la deuda.

Oliver informó que con ello quedaban liquidadas las deudas individuales de unas nueve mil personas, que tenían saldos que iban de 50 a 250 mil dólares.

Todos los deudores habían caído en morosidad, y ya no podían ser demandados por haber prescripto el tiempo que marca la ley para ello.

Las deudas habían sido contraídas con hospitales en Texas y la mayoría de las personas que debían dinero son residentes de esta entidad.

Oliver trabaja con la organización no lucrativa “RIPMedicaldebt.org”, que recauda dinero para comprar la deuda y perdonar las facturas adeudadas por las personas que no pueden pagarlas.

La organización se encargará de notificar, a través de carta, en las próximas semanas a las personas cuyas deudas fueron liquidadas por la acción de Oliver.

“Es absolutamente fabuloso”, dijo en un comunicado Craig Antico, presidente y director de RIPMedicaldebt.org.

“Esto pone luz a un problema que pocas personas saben que existe”, indicó.

Antico agregó que las personas deben pagar las facturas que adeudan, pero no tienen que ser forzados a elegir entre pagar las deudas médicas y pagar por la comida o la vivienda.