Colombia recuerda masacre de líderes sociales con anhelo de paz

Bogotá, 3 Ago (Notimex).- Los habitantes del municipio colombiano de Remedios, conmemoraron 19 años de la masacre de un grupo de líderes sociales y de izquierda, por parte de organizaciones paramilitares de extrema derecha.

Con la esperanza de un acuerdo de paz con justicia, verdad y no repetición, los habitantes de este municipio, ubicado en el nor-occidente de Colombia, honraron “la memoria de las víctimas y reiteramos los anhelos de paz con justicia, verdad y garantías de no repetición de estos crímenes”.

Recordaron que la zona “recibió con buena disposición, entusiasmo y esperanza la llegada de la Unión Patriótica (UP), un movimiento político distinto a los tradicionales y que se ajustaba a los sueños más elementales de cualquier ser humano: vivir dignamente en una nación, con respeto a los derechos de todos y en un ambiente de paz con justicia social”.

“La población de Remedios, pese a la enorme riqueza de la región, sufría de altos niveles de necesidades básicas insatisfechas y del olvido del Estado, tal y como aún hoy ocurre”, subrayó la ONG Reiniciar.

La esperanza de cambio de los “habitantes de Remedios fue opacada por las alianzas criminales entre políticos, grupos paramilitares y miembros de la fuerza pública, que no se hicieron esperar y pusieron como objetivo militar y de exterminio a todo aquel que se mostrara como militante o simpatizante de la UP”.

Por estos hechos, el pasado 12 de julio del presente año, un Fiscal de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y DIH de Medellín dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra Adriana Astrid Londoño Barrera, alias ‘La Nana’, integrante del grupo paramilitar Autodefensas del Nordeste Antioqueño e implicada en la masacre.

La Masacre de Remedios “hace parte del caso 11.227 del Genocidio Político contra la Unión Patriótica, presentado por Reiniciar en la Comisión Interamericana de Derechos humanos contra el Estado colombiano por las seis mil 528 víctimas de este partido político”.

En el marco de los actuales “diálogos de paz, resaltamos la importancia de la memoria histórica y colectiva por su aporte en la búsqueda de justicia y del esclarecimiento de los hechos e insistimos en que conocer la verdad es fundamental para que hayan reales garantías de no repetición de violaciones a los derechos humanos”.

“Reiteramos nuestro respaldo a la salida negociada del conflicto y nuestro total compromiso con la construcción de un país en paz, con justicia social, garante de la vida, los derechos humanos y los derechos de las víctimas a verdad, justicia garantías de no repetición”.

Enfatizaron que los pobladores de Remedios son “un acumulado de resistencias que se niega a la guerra, que renace en la esperanza y la reconciliación; que sueña con una Colombia en paz, con equidad, inclusión, solidaridad y justicia social”.

También podría gustarte