Colombia: Piden mediación de la Cruz Roja por periodistas

BOGOTA, Colombia (AP) — El gobierno colombiano, a través de su ministro de Defensa, dijo el jueves que la guerrilla del ELN es la responsable de la reciente desaparición de tres periodistas en el noreste del país.

Así lo dio a conocer en rueda de prensa el ministro Luis Carlos Villegas al referirse a la suerte de la periodista española Salud Hernández-Mora y de los reporteros colombianos Diego D’pablos y Carlos Melo.

“Puedo comunicar en la tarde de hoy (jueves) que con base en la información de inteligencia recogida hasta el momento y hasta hace apenas unas horas, se confirma con certeza que el Ejército de Liberación Nacional es el responsable de esta desaparición de estos tres profesionales”, indicó Villegas.

El funcionario agregó que ya ha pasado un tiempo más que prudencial para el regreso de los tres comunicadores por lo que de aquí “en adelante la responsabilidad por la integridad y la libertad de estos tres ciudadanos reposa exclusivamente en manos” de esa guerrilla.

Están en poder del frente de guerra Nororiental del mencionado grupo alzado en armas, advirtió. “Definitivamente el ELN ha delinquido en este caso”, ya por el delito de desaparición, ya por el crimen de secuestro, observó el titular de la cartera de Defensa.

Hernández-Mora desapareció el sábado pasado en el municipio de El Tarra, en la zona de Catatumbo y en la frontera con Venezuela. En tanto, D’pablos y Melo desaparecieron el lunes cuando indagaban en la misma región por la suerte de Hernández-Mora.

A primera hora del jueves se conoció que el gobierno colombiano le solicitó al Comité Internacional de la Cruz Roja que se involucre en el caso de los tres periodistas.

“Por instrucción” del presidente Juan Manuel Santos “contactamos ofreciendo nuestra colaboración si se involucran en el regreso de periodistas”, escribió el Ministerio de Defensa en su cuenta de Twitter.

El vocero en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja, Edgar Alfonso, dijo a The Associated Press que el organismo recibió la solicitud del gobierno, pero advirtió que “no hemos recibido ninguna señal, ninguna consulta de ningún grupo presente en la zona para tener claridad sobre este caso… En realidad son varios grupos armados los que operan en la zona y es necesario primero tener claridad de cuál es la situación y todavía no la tenemos”.

En la jornada, Federica Mogherini, Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, aseveró que el caso de los tres comunicadores “es para nosotros un tema de primordial importancia, no solamente por la seguridad de las personas, sino también por la libertad de prensa, que es un principio fundamental que cualquier democracia aprecia”.

De todos modos Mogherini, durante unas declaraciones a la prensa en la sede de la Cancillería en Bogotá, dijo tener confianza de que las autoridades colombianas sabrán solventar la situación de los tres desaparecidos.

El miércoles Santos intentó llevar tranquilidad sobre la suerte de Hernández-Mora, pero su mensaje terminó creando más confusión. El mandatario dijo que la periodista española se encontraba realizando un trabajo periodístico con el ELN por su propia voluntad.

Dicha información, agregó, se la había entregado “una fuente bastante fidedigna”. Sin embargo, explicó que el grupo guerrillero “está esperando a ver cómo puede regresarla a la libertad, regresarla a su trabajo normal”.

El analista y columnista Alejandro Reyes dijo temer porque con Hernández-Mora pueda ocurrir la misma historia de la política colombo-francesa Ingrid Betancourt, quien fue secuestrada por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en febrero de 2002 y terminó siendo su rehén por más de seis años.

En diálogo con la AP, Reyes comentó que con Hernández-Mora “se puede repetir la misma historia de Ingrid Betancourt; eso es lo que yo más me temo” porque si la tiene el ELN “va a querer tenerla varias semanas o meses retenida porque a medida que pasa el tiempo aumenta el valor político… de una rehén de tanto calibre como Salud Hernández”.

Las autoridades han ofrecido una recompensa de hasta 100 millones de pesos (unos 32,6 millones de dólares) para quienes entreguen información que permita ubicar a los tres profesionales de la comunicación.

El Catatumbo es un territorio de unos 3.460 kilómetros cuadrados, miles de hectáreas de cultivos de coca y siete poblados. Allí operan varios grupos guerrilleros, las narco- paramilitares bandas criminales o bacrim y narcotraficantes.

El ELN tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes y es la segunda guerrilla del país después de las FARC. El 30 de marzo, en Caracas, el gobierno de Santos y algunos de los principales jefes del ELN formalizaron un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

Santos ha advertido, sin embargo, que las conversaciones públicas no comenzarán hasta tanto el ELN libere a todas las personas que mantiene secuestradas.

También podría gustarte