Coche bomba mata a 10 cerca de aeropuerto de Aden, en Yemen

SANA, Yemen (AP) — Al menos 10 personas fallecieron por un coche bomba contra un complejo de seguridad cerca del aeropuerto internacional de la ciudad de Adén, en el sur de Yemen, dijeron funcionarios yemeníes.

Ningún grupo se atribuyó la autoría del ataque del miércoles, que se produjo mientras el mundo musulmán celebra el feriado del Eid al-Fitr que celebra el fin del mes sagrado del Ramadán. El mes sagrado islámico se ha visto marcado este año por la violencia, con 350 muertos en atentados que sembraron el terror en varios continentes.

Yemen, que está sumida en una guerra civil y lleva años luchando contra una rama de Al Qaeda, conocida como Al Qaeda en la Península Arábiga, también ha registrado la aparición de una rama del grupo EI que comete atentados en el país, especialmente en el sur.

En el ataque del miércoles, los funcionarios explicaron que tras detonar el coche bomba en la sede de la Central de Seguridad, próxima al aeropuerto internacional de Adén, varios insurgentes irrumpieron en el complejo y se enfrentaron a los soldados. Podían oírse estallidos y sirenas de ambulancias desde la distancia.

Se espera que la cifra de víctimas mortales aumentara. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizados a informar a la prensa.

La guerra civil en Yemen enfrentó a los chiíes rebeldes conocidos como hutíes y a sus aliados contra el gobierno con reconocimiento internacional, que cuenta con el apoyo de una coalición liderada por Arabia Saudí y formada sobre todo por países árabes.

Kuwait ha acogido conversaciones de paz entre los bandos enfrentados, un diálogo suspendido desde mediados de julio y que pretendía resolver el conflicto. Las negociaciones se prolongaron dos meses sin lograr avances.

El gobierno yemení con reconocimiento internacional ha pedido que se aplique una resolución del Consejo de Seguridad nacional de la ONU que pide a los hutíes que se retiren de ciudades y pueblos que han tomado, incluida la capital, Saná, y que entreguen las armas pesadas. Los hutíes quieren formar un gobierno de unidad antes de cualquier cambio, según los negociadores.

Aunque se aplicó una tregua una semana antes de que comenzaran las conversaciones, ambas partes se han acusado mutuamente de romperla.

Se estima que unas 9.000 personas han muerto en el conflicto en Yemen, que ha dejado al país más pobre del mundo árabe al borde de la hambruna.

También podría gustarte