Coahuila busca a responsables de desaparición de personas en penal

Saltillo, 8 Jun (Notimex).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) obtuvo cinco órdenes de aprehensión por los delitos de desaparición forzada de siete personas registrado al interior del Centro Penitenciario de Piedras Negras.

La dependencia indicó que los cinco sujetos buscados por las autoridades son David Alejandro Loreto Mejorado, Francisco Javier Vélez, Santiago Peralta García, Ramón Burciaga Magallanes y Manuel Elguezabal Hernández, presuntos implicados en hechos sobre el caso, sucedidos entre diciembre de 2009 a enero de 2012.

Detalló que la solicitud de las órdenes de aprehensión se deriva de las acciones que realiza la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas para llegar a la verdad de los hechos ocurridos en el Centro Penitenciario de la ciudad de Piedras Negras.

Apuntó que el operativo denominado “Búsqueda en Vida”, realizado los meses de enero y febrero de 2014, en la Región Norte de Coahuila y que incluyó una revisión al interior del penal de Piedras Negras, arrojó que en dicho lugar existió autogobierno dirigido por miembros de la delincuencia organizada.

Al realizar diversas entrevistas con los internos, indicó, se descubrió que por órdenes de un interno de nombre Ramón Burciaga Magallanes, se privó de la vida a varias personas y fueron incinerados sus cuerpos en el interior de dicho reclusorio.

“Posterior a la incineración de los cuerpos, las cenizas fueron trasladadas y vertidas en el río San Rodrigo, a la altura del Ejido el Moral, que se encuentra ubicado en la carretera Piedras Negras-Ciudad Acuña”, precisó.

La PGJE remarcó que la orden de aprehensión es por la desaparición de siete personas, de las cuales se tiene la certeza de que fueron privadas de la vida.

“La investigación sigue abierta y se siguen realizando diligencias para dar con el paradero de más personas que tienen reporte de desaparición y que de acuerdo a testimonios, fueron trasladadas al Centro Penitenciario para privarlas de la vida”, apuntó.

Detalló que la investigación arrojó que al interior del Centro Penitenciario, los miembros de la delincuencia organizada realizaban actividades de fabricación de ropa táctica y modificación de vehículos en carrocería y pintura.

Informó, asimismo, que personal de la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas realizó 138 entrevistas en el interior del Centro Penitenciario, de las cuales se recabaron 42 declaraciones testimoniales.

De las declaraciones obtenidas se advierte que hay más personas involucradas en los hechos, mismas que se fugaron del Centro Penitenciario en el mes de septiembre del 2012, agregó.

Las personas fugadas y que han sido recapturadas se encuentran internas en distintos Centros Penitenciarios Federales del país, por ello, se solicitó colaboración para recabar sus declaraciones y en su momento ejercitar la acción penal correspondiente, puntualizó.