Científicos rusos podría concretar proyecto de respiración acuática

Moscú, 1 Ago (Notimex).- Un proyecto de respiración acuática, iniciado por científicos de la antigua Unión Soviética, fue retomado por investigadores rusos y podría ayudar en labores de rescate, indicó hoy el periodista del diario Rossiyskaya Gazeta, Igor Chernyak.

El periodista declaró a la agencia de noticias rusa Sputnik haber sido testigo de una experiencia realizada en un laboratorio del Fondo de Investigaciones Avanzadas (FPI, por sus siglas en ruso), con perros que pudieron permanecer bajo el agua durante 15 o 30 minutos.

“Todo sucedió como en la película fantástica ‘The Abyss’, en donde uno de los protagonistas respiraba gracias a un traje lleno de líquido. Ahora bien, ya no se trata de una fantasía”, indicó.

El proyecto que permitiría respirar bajo el agua ayudaría a entrenar personal en operaciones de investigación y rescate a bajas profundidades.

Aunque existen aparatos de respiración submarina, no son funcionales a profundidades mayores de 25 o 30 metros, en donde se necesitan trajes de buceo pesados, parecidos a los de los cosmonautas, que limitan la actividad bajo el agua, precisó Chernyak.

El principal obstáculo para los seres terrestres en las profundidades es que sus pulmones no pueden funcionar naturalmente bajo altas presiones, explicó.

La técnica de respiración acuática consiste en llenar los pulmones con una mezcla de líquidos especialmente oxigenada, que permite alimentar el torrente sanguíneo por un largo período sin causar daños al organismo, indicó.

El FPI aprobó el desarrollo de este proyecto, que será elaborado por el Instituto de Medicina Laboral.

En la década de 1980, la Unión Soviética comenzó a implementar un programa de rescate a bajas profundidades, bajo el cual se estudió la capacidad de adaptación del hombre a profundidades de cientos de metros sin trajes de buceo pesados.

En ese momento se estableció en el Mar Negro una estación marina en la cual vivían y trabajaban los “acuanautas”, quienes accedían a profundidades de 300 a 500 metros gracias a una mezcla especial de gases suministrados a los pulmones a presión, de acuerdo con el reporte.

También podría gustarte