Científicos crean sistema de energía limpia para sector de alimentos

México, 20 Jul (Notimex).- El Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), en San Luis Potosí, creó un sistema que transforma el vapor generado como residuo de procesos alimenticios en energía limpia.

El proyecto produce energía eléctrica y térmica mediante el aprovechamiento de energía residual de los gases de combustión de un motogenerador y de los que originan los procesos de una empresa del ramo alimenticio que colaboró en el desarrollo del sistema.

El sistema denominado CONENERGIA se conforma de un motogenerador de gas natural, intercambiadores de calor, chiller de absorción y concentradores solares, entre otros, detalló José Fernando Orejel Pajarito, uno de los desarrolladores.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Orejel Pajarito dijo que los elementos se regulan con un panel de control que monitorea y controla la potencia eléctrica generada, flujos, temperatura, presión y de las fallas que pudieran presentarse.

“Como toda máquina, el sistema requiere tener mantenimiento preventivo y correctivo, todo eso se proyectó en la empresa para garantizar la operación a largo plazo”, mencionó el investigador.

“Al ser un sistema integral se dieron capacitaciones en el manejo general de funcionamiento, así como del uso del tablero de control principal”, añadió.

Por su parte, Crescencio Hernández Rosales, otro de los desarrolladores, comentó que con dicho modelo se puede generar hasta 450 kilowatts (kW) que se pueden reutilizar en los diversos procesos de producción.

Además, por medio de concentradores solares se llega a calentar hasta mil 500 litros de agua por hora a 95 grados Celsius, los cuales se pueden usar en el área de calderas, a fin de optimizar el uso de combustible para calentar el agua.

El modelo funciona con gas natural, además, con el calor removido de los gases de combustión se producen hasta 80 toneladas de refrigeración, los cuales se pueden emplear en el aire acondicionado para sus procesos y en oficinas.

Una de las ventajas del sistema es que se puede aplicar a otro tipo de industrias, como la metalúrgica, metalmecánica, agroquímica, entre otras, a fin de mantener un medio ambiente limpio, aseguró Hernández Rosales.

“Este proyecto puede se puede implementar en cualquier empresa o industria que desee ahorrar cuando genere su propia energía eléctrica o aproveche la energía térmica residual de sus procesos”, indicó el científico.

El modelo se realizó en colaboración con una empresa local del ramo alimenticio e investigadores de la división de matemáticas aplicadas del Ipicyt, San Luis Potosí, apoyados por el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) del Conacyt.

NTX/ICB/JLR/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte