Científicos buscan presencia de mercurio en peces del lago de Chapala

México, 15 Ago (Notimex).- El Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) estudia el lago de Chapala para fijar los índices de concentración de metales pesados en los peces carpa y bagre cultivados mediante acuacultura.

“Buscamos estudiar la velocidad en la que los metales se acumulan en los tejidos de peces comestibles y, de esta forma, conocer cuál es el límite en el que se deban sacar los peces para que sean alimentos inocuos y que no perjudiquen la salud humana con metales pesados”, señaló la líder del proyecto, Claudia Alvarado Osuna.

En estudios anteriores se detectó la presencia de metales en el lago, en especial de mercurio; sin embargo, ahora este metal está presente de manera normal en la atmósfera y en las descargas industriales, indicó la investigadora.

Especificó que los metales suelen encontrarse disueltos a bajas concentraciones en el agua, así como en forma de sedimentos, pero lo que hace diferente al lago de Chapala es su carácter alcalino alto con un pH de entre 8.4 y hasta 9.5, que origina precipitación de metales en el sedimento.

“No hay muchos lagos como Chapala. Su pH impide a metales, como el mercurio, cadmio y plomo, que se disuelvan. Esto juega un papel decisivo a favor de las bajas concentraciones de mercurio en peces. Pero si tuviésemos estas mismas condiciones en una presa, con un pH más ácido, sería una historia diferente”, comentó.

La investigadora indicó que aunque la prioridad es conocer la bioacumulación del mercurio, también se analizan los niveles de plomo (Pb), cadmio (Cd), zinc (Zn) y cobre (Cu), a fin de saber si existe un riesgo para su consumo.

“Muestreamos 262 peces a lo largo de todo el lago y encontramos que la media de la concentración de mercurio era de aproximadamente 0.39 o 0.4 partes por millón”, dijo Alvarado Osuna.

“Nuestra legislación estipula que el límite para concentración de mercurio en peces es de 0.5, por lo que se demostró que, en promedio, los peces de Chapala están por debajo del límite establecido”, aseguró.

Con estos resultados, los investigadores buscan aclarar la información que indicaba que se habían encontrado hasta 2.5 partes por millón de mercurio en los pescados.

“El estudio actual implica no solo capturar los peces, sino sembrarlos”, manifestó la investigadora, en entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Para realizar la siembra, los especialistas instalaron una jaula para cultivo de peces dentro del mismo lago, en un sitio cerca de una comunidad urbana con descargas de planta de tratamiento cerca.

Dado que la vía de ingreso del mercurio al organismo acuático es por la alimentación, los investigadores distribuyeron alimento libre de mercurio y evitaron que los peces llegaran al fondo del lago, donde se concentra el mercurio sedimentado, por lo que se logró que los índices de este metal sean casi inexistentes.

“El estudio va en el décimo mes, pero los análisis van en el sexto mes. No hemos tenido concentraciones de mercurio en ninguno de los tejidos; vemos que afortunadamente hay una enorme diferencia entre los peces que son cultivados y los nativos en el mismo lago”, señaló Alvarado Osuna.

El proyecto finalizará en el primer trimestre de 2017 y algunas de las líneas de acción en un futuro sería resolver los fenómenos infecciosos en los peces que impactan en su peso y merman la productividad del pescador.

NTX/VDR/JLR/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte