Científicos buscan motivos de crecimiento de garbanzo en zonas áridas

México, 3 Ago (Notimex).- Un grupo de científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) busca las causas que propician un mayor rendimiento productivo de los cultivos de garbanzo kabuli en la región árida del noroeste de México.

Los resultados preliminares indican que los cultivos de garbanzo presentan mayor adaptabilidad a las altas temperaturas y tienen resistencia a prolongados periodos de estrés hídrico, comentó el grupo de investigadores.

Además, los suelos mineralizados y la exposición prolongada a la radiación solar aumentó la calidad nutricional del garbanzo, por lo que consideran que estos cultivos desarrollan su máximo potencial genético en tales condiciones.

El líder de la investigación, Ramón Jaime Holguín Peña, comentó que en los climas áridos como en Baja California Sur, la leguminosa puede desarrollar su máximo potencial genético y con un costo agronómico accesible.

“Es una especie muy adaptada a las zonas desérticas, resistente a altas temperaturas, de bajo consumo de agua, y por la radiación y minerales de los suelos, el grano es de alta calidad nutricional”, destacó.

El estudio se enfocó de manera principal en los cultivos de garbanzo de la región del Valle de Santo Domingo, ubicado en el municipio de Comondú, en Baja California Sur, señaló el investigador en una entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“La misma variedad (garbanzo kabuli), en otras zonas del país, tiene un rendimiento de alrededor de 800 kilogramos por hectárea, mientras que en esta región es de 1.2 toneladas, es decir, 35 por ciento más y con los mismos componentes nutritivos”, apuntó.

El especialista manifestó que tanto él como su equipo de investigadores estudian la huella génica del garbanzo para conocer si los componentes nutricionales y de rendimiento aumentan o son los mismos generados en esta región; en especial las proteínas, los antioxidantes y algunos derivados de las vitaminas A y B.

“Nuestro compromiso es la generación de tecnologías para el uso, manejo y preservación del garbanzo, así como la mejora fitogenética de los granos y de las técnicas agronómicas relacionadas directamente con el sector productivo de la región”, expuso.

Para poder llevar dicha preservación, los científicos necesitan estudiar los datos fitogenéticos, de la composición de suelos y las condiciones climatológicas.

“Para entender las ventajas de los suelos desérticos ante suelos más fértiles es necesario analizar variables como mineralización del suelo, humedad relativa y radiación solar”, manifestó.

Los investigadores generaron una base de datos fitogenéticos y de las condiciones ambientales, además, recopilaron los reportes climatológicos hechos por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) durante los últimos 20 años, con el fin de evaluar el cambio climático en la región.

Holguín Peña mencionó que por ahora se enfocan en el análisis de una mancha negra que apareció en los granos de garbanzo de los cultivos del Valle de Santo Domingo, pues sospechan que su origen puede ser por el cambio climático.

Sin embargo, afirmó que esta malformación en el garbanzo no tiene repercusiones para la salud humana, pero sí afectó el valor del grano en el mercado.

El científico explicó que los análisis fitopatológicos hechos a los cultivos de garbanzo descartan que la mancha se deba a una enfermedad ocasionada por un patógeno como los hongos, los cuales son los más comunes en las plantas.

“Posiblemente el cambio climático está afectando la composición metabólica de los granos, de tal forma que al punto de cosecha aparezca la mancha”, dijo Holguín Peña.

“Sin embargo, no descartamos la posibilidad que esta sea causada por algún tipo de agente biótico como una enfermedad, específicamente un hongo, aunque los avances arrojan que esta posibilidad es poco probable”, agregó.

Los investigadores plantearon una estrategia nacional de seguridad alimentaria relacionada con la aplicación de patrones de calidad para la conservación del recurso fitogenético ante la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), la cual está en evaluación.

También podría gustarte