CIDH advierte sobre indefensión y extrema vulnerabilidad de la niñez

Guatemala, 27 May (Notimex).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió hoy sobre una carencia de políticas públicas en favor de la niñez, sector que vive en una “dramática” situación de exclusión y violencia.

El informe, denominado “Violencia, niñez y crimen organizado”, fue presentado en Guatemala por la defensora de los derechos de los niños de la CIDH, Esmeralda Arosemena, quien llamó a los gobiernos a esforzarse por atender a este importante sector de la población.

Se trata de “una situación muy alarmante, (los niños) son el blanco perfecto para insertarlos en el ejército del crimen”, que luego de aprovecharlos en sus ilícitos, los mira como “material descartable”, dijo la panameña Arosemena, relatora de la Niñez de la CIDH.

“Los adultos los usan como elementos descartables e intercambiables en las estructuras criminales, el último eslabón de la cadena”, puntualizó la funcionaria, quien dijo que se tienen registros de niños que son iniciados en la delincuencia a los 13 años o menos.

Arosemena consideró que “en los contextos de inseguridad y violencia, los niños, niñas y adolescentes deben ser tratados principalmente como víctimas”.

Añadió que los niños y adolescentes en las Américas “son el blanco” de los grupos de la delincuencia organizada, mientras que los Estados son incapaces de protegerlos y prevenir que sean captados por el crimen.

“Los Estados no asumen una política pública de combate al crimen y de prevención de la violencia” que afecta a los menores, indicó la funcionaria, quien sostuvo que ese sector de la población “debe ser el centro de las políticas” de protección y desarrollo.

En las conclusiones del informe se estableció que “las desigualdades y la exclusión social se encuentran entre las causas estructurales de la violencia, lo cual implica tener que prestar atención a las condiciones sociales asociadas a la violencia y la inseguridad”.

En el acto especial de presentación del informe de la CIDH -entidad de la Organización de Estados Americanos (OEA)-, en la capital guatemalteca, participaron autoridades locales, funcionarios internacionales y activistas humanitarios.

En su intervención, el director de la organización privada Refugio de la Niñez, Leonel Dubón, denunció que en 2015 se registraron en Guatemala 790 muertes violentas de menores -70 por ciento causadas por arma de fuego- y en lo que va del año suman 247 casos.

La procuradora adjunta de los Derechos Humanos de Guatemala, Hilda Morales, coincidió en la falta de respuesta de las autoridades para generar políticas de protección para los niños y adolescentes.

En el caso de Guatemala, Morales cuestionó “dónde están las autoridades, el Estado, para la protección de la niñez” ante tanta violencia, exclusión y una “dramática” situación de vulnerabilidad.

El viceministro de Gobernación de Guatemala, Axel Romero, responsable del área de prevención, consideró que sí existen en este país políticas públicas de atención a la niñez, pero “lo que falta es presupuesto para trabajar”.

También podría gustarte