Charlotte vive una segunda noche de disturbios, declaran estado de emergencia

Charlotte

La policía de Charlotte, en Carolina del Norte, empleó balas de goma, gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra manifestantes que salieron a las calles por segunda noche consecutiva, para protestar por el asesinato de un hombre que presuntamente iba armado; se declara estado de emergencia.

La cadena de noticias ABC News reportó anoche que se escucharon múltiples disparos durante los nuevos enfrentamientos.

En principio el canal local Fox 4 News aseguró que un herido de bala había muerto en el hospital. Después las autoridades afirmaron que estaba muy grave. La policía negó haberle disparado.

Otras ocho personas –siete policías y un civil– también fueron hospitalizadas; aún se desconocen detalles sobre sus heridas.

La noche del martes, 16 policías y numerosos manifestantes resultaron heridos en los enfrentamientos tras la muerte de Keith Lamont Scott, un hombre negro de 43 años.

El disparo fatal tuvo lugar a las 16:00 del martes en el estacionamiento de un complejo de departamentos, cuando agentes llegaron buscando a un sospechoso al que tenían que detener, explicó la policía.

Tras los hechos, varias personas se manifestaron con pancartas en las que se podía leer “la vida de los negros importa”.

Dos horas después las protestas se volvieron violentas, se dañaron autos de policía, se saqueó un supermercado y lanzaron piedras a los agentes. La policía usó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

El presidente Barack Obama llamó ayer a los alcaldes de Charlotte y de Tulsa, Oklahoma, donde el viernes una policía mató a otro hombre negro desarmado.

 

También podría gustarte