Cepal urge a cambio estructural progresivo ante cambio climático

0

México, 28 Jun (Notimex).- A fin de terminar con los desequilibrios económicos, sociales y ambientales, América Latina y el Caribe deben generar un paquete integrado de inversiones públicas y privadas coordinadas para redefinir los patrones energéticos, de producción y consumo.

El director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Luis Samaniego Leyva, ahondó en los retos de la región desde el contexto del cambio climático.

En el marco del “Encuentro Nacional de Respuestas al Cambio Climático: Calidad del Aire, Mitigación y Adaptación”, explicó que el mundo está en una transición demográfica y humanística, en la cual la mayoría se agrupa en ciudades y la población general envejece.

Durante su conferencia magistral “Cambio estructural, progresivo y la mitigación en América Latina y el Caribe”, indicó que a ello se suma un proceso en el que vemos un realineamiento de las economías hacia tres grandes fábricas, que son la asiática, la estadunidense y la europea, además de vivir una enorme transición tecnológica.

“A esto en la Cepal lo hemos llamado los cambios tectónicos, planteamiento contenido en el documento de la Comisión llamado Cambio estructural para la igualdad y la sostenibilidad”, explicó.

En ese documento se aboga por una política que tal vez ayude a superar esta etapa de lento crecimiento, mediante un gran empuje ambiental, “porque ahí existen áreas de baja capitalización todavía, porque son áreas que tienen muchas sinergias positivas”.

Destacó que una gran parte del presupuesto ambiental ya está comprometido con los principales países emisores en el mundo: China, India, Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que urge que América Latina y el Caribe opten por un cambio estructural muy profundo que permita una economía compatible con el ambiente.

“Ese es un cambio estructural que no hemos visto en las pasadas revoluciones industriales, es un cambio que debe ser producto de una coalición de los Estados con sus sociedades, con sus sectores privados, más allá de lo que el mercado nos pueda ofrecer”, señaló.

Consideró que a diferencia del resto del mundo, el tema de energía en América Latina todavía no es el sector dominante de las emisiones, pero sí la agricultura y cambio de uso de suelo.

“Este es un primer dato de atención, lo que en otras regiones del mundo es un sumidero, en nuestra región sigue siendo una fuente de emisiones y hay que controlar eso”, comentó Samaniego Leyva.

Finalmente, hizo ver la importancia, para vivir dentro del presupuesto ambiental, de revisar las fórmulas de transferencia, encontrar aliados nuevos en la región, tener la audacia de revisar los compromisos nacionalmente determinados.

También podría gustarte