Centro Cultural Juan Soriano estará listo en septiembre de 2017

* El recinto, una narrativa poética edificada a partir de la vida y obra del artista

Por Manuel Bello Hernández

México, 9 Oct (Notimex).- Funcional, moderno, dinámico, sencillo, un espacio que apuesta por albergar exposiciones de talla internacional, así está planteado el nuevo Centro Cultural Juan Soriano, que se construye en Cuernavaca, Morelos, y que se prevé estará listo en septiembre de 2017.

Se trata de un edificio eficiente construido sobre una superficie de siete mil 366 metros cuadrados, seis mil 350 de los cuales estarán ocupados por un jardín público donde se exhibirán esculturas monumentales del artista, y que a través de un camino unirá al barrio de Amatitlán, con el Zócalo de la ciudad.

Las instalaciones de cinco mil 100 metros cuadrados de construcción albergarán, tres salas de exposiciones, vestíbulo, oficinas, cafetería, bodegas, talleres y biblioteca para dar cabida la acervo documental del llamado “Mozart de la pintura”.

Resultado de un concurso en el que participan la Secretaría de Cultura Federal, el Gobierno de Morelos, la Fundación Juan Soriano y Marek Keller A. C., el Grupo Financiero Banorte y el Fideicomiso del Centro Cultural Museo Juan Soriano, el proyecto que está a cargo del arquitecto Javier Sánchez Corral, ganador del León de Oro de la Bienal de Arquitectura de Venecia, reporta un 70 por ciento de avance.

Durante un recorrido por el espacio, el arquitecto señaló que el recinto albergará la Colección Privada de Juan Soriano, conformada por 60 óleos, 115 esculturas diversas, nueve de plata, cinco gobelinos, 10 cerámicas, toda su obra gráfica, decenas de grabados y carteles, dibujos y fotografías, así como el archivo personal del artista.

“El Centro Cultural Juan Soriano tendrá cuatro componentes importantes; el primero es un jardín público que se vinculará entre la comunidad de Amatitlán y la zona centro, y que exhibirá las monumentales esculturas del artista; el propio museo, que acogerá la colección de Soriano, y dará oportunidad de presentar exposiciones nacionales e internacionales.

El tercer punto es una biblioteca de artes que albergará en su fondo reservado, la colección de libros, cartas y demás escritos de Soriano, pero también será una bodega de artes plásticas para el estado de Morelos.

El cuarto componente son talleres para hacer actividades con la comunidad, ya sea de índole artístico, donde se pueda compartir el arte de los artistas con la propia comunidad, explicó el arquitecto.

También, refirió, el museo aprovechará las esculturas que se exhibirán en el jardín exterior, “con el objetivo de vincular el arte con la naturaleza, aprovechando la misma ciudad como un lugar que se da de manera natural”.

De acuerdo con Sánchez Corral, gran parte del espacio en forma vertical y de cinco niveles, esta acondicionado de manera natural, protegido por la lluvia y sol, pero techado siguiendo la tradición de los pórticos, lo que permite al mismo tiempo, un mantenimiento del museo al no usar tanta energía y por otra parte, disfrutar del clima de la llamada “Ciudad de la Eterna Primavera”.

El recinto tendrá además una línea del tiempo, donde se hablará de la vida y obra de Soriano, la cual estará vinculada con el ingreso al museo. “El Centro Cultural, será una narrativa poética edificada a partir de la vida y obra de Juan Soriano”, aseguró.

A decir del también autor del diseño arquitectónico de proyectos culturales como el Museo del Estanquillo y el Fondo Bibliográfico Carlos Monsiváis de la Biblioteca de México, se eligió Cuernavaca, por ser “una especie de refugio de la vida de la Ciudad de México”, además de que la misma colección del artista, andaba en busca de una casa permanente.

“Y el Estado de Morelos tomó la iniciativa de plantear que fuera en Cuernavaca”, refirió el creador, quien agregó que desde la muerte de Soriano en el 2006, se comenzó a buscar un espacio.

“Al final, se encontró con un gran terreno, con las posibilidades de convertirse en un centro cultural de trascendencia y por ello se decidió aquí”, dijo.

El museo mismo, detalló, es un contenedor de una arquitectura muy sencilla y construida con un sólo material que es el concreto de color blanco y que pretende ser algo neutro, donde las futuras exposiciones tomen el protagonismo.

Cuenta que en este proyecto, se pensó mucho la parte de la custodia de la colección y, para ello, “tenemos un par de bodegas de tránsito para exposiciones invitadas, con gran generosidad en su dimensión y funcionalidad en su ubicación, además de las bodegas de Soriano.

En el diseño del Centro Cultural y Museo Juan Soriano han colaborado además de Javier Sánchez, la arquitecta Aisha Ballesteros, socia y directora de proyectos de JSª Arquitectura, el connotado iluminador Gustavo Avilés (Lighteam), los arquitectos de paisaje Pedro Pablo Velasco y Maat Handasa, y el museógrafo German Rostan.

En la creación del Centro Cultural Museo Juan Soriano en Cuernavaca participan la Secretaría de Cultura federal, el gobierno de Morelos, la Fundación Juan Soriano y Marek Keller A. C., el Grupo Financiero Banorte y el Fideicomiso del Centro Cultural Museo Juan Soriano.

También podría gustarte