Celebran la vida y obra del poeta veracruzano Francisco Hernández

* Pura López Colomé obsequió la mejor semblanza jamás hacha del septuagenario bardo

México, 29 Jun (Notimex).- Como un hombre fiel a su tarea exclusiva de poeta, que no puede evitar una visión lírica de las cosas, fue calificado anoche el poeta veracruzano Francisco Hernández, durante un homenaje que ofreció la Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En la sesión, realizada en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la poeta Pura López Colomé fue la encargada de hablar de la obra y la figura del vate, de quien destacó “la duplicidad en la poesía del homenajeado que lo hacen jinete y caballo, guía y pasajero a la vez”.

Al rendirle “un mínimo homenaje a Hernández”, quien también festejó 70 años de vida, López Colomé puso en relieve que “Francisco habla en su poesía desde una burbuja que se reproduce generando dos y más círculos concéntricos, desde una luminosidad que se oscurece encontrando que las cosas están vivas en su multiplicidad gozosa y doliente”.

Desde su perspectiva escribe, también, desde lo único y propio, hasta lo plural y de todos. “Es fiel a su tarea exclusiva de poeta, así escriba prólogos, introducciones o muy distintos textos en prosa, y no puede evitar una visión lírica que siempre sale a flote y otorga gran confiabilidad a sus temas”, acotó en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Calificó al homenajeado como escritor sumamente prolífico, cualidad que le ha llevado a ser traducido a varias lenguas. “Desde que lo conozco, Francisco Hernández publica al menos un libro al año y como consecuencia lógica, el mundo literario le ha concedido todos los reconocimientos que merece, cosa que no siempre ocurre en vida de un autor”.

Recordó que la obra de Hernández se inscribe en el ámbito de la llamada poesía popular hecha para cantarse, sobre todo, dada su capacidad innata para versificar en formas fijas como la copla, logrando que metáforas basadas en el ingenio lleguen como tiro al blanco al corazón de cualquier escucha, letrado o no, generando una gozosa experiencia poética.

Durante la velada literaria en el máximo recinto cultural del país, Francisco Hernández se dedicó a leer fragmentos de su propia obra, entrelazando esas lecturas espontáneas con los párrafos que López Colomé preparó especialmente para la ocasión.

Incluso, hubo no pocos momentos en los que el autor se sorprendió por lo que él mismo escribió años atrás.

Así, todo el público, dividido en familiares, amigos, promotores y funcionarios culturales del país y estudiantes de letras hispánicas y otras carreras afines, pudieron oír y conocer de primera mano un espléndido retrato hablado de ese autor, y lo mejor, escuchar en su propio timbre y tono diversas y notables líneas de su amplísima producción poética.

Por su parte, León Plascencia Ñol tomó la palabra tras la intervención de la poeta López Colomé para hablar de los cuatro “Cuadernos Negros” del celebrado en el acto que tuvo como marco el ciclo “Protagonistas de la literatura” que periódicamente tiene sesiones, organizadas por la Coordinación Nacional de Literatura, en el Palacio de Bellas Artes.

Francisco Hernández, ganador de los premios Nacional de Ciencias y Artes en el área de lingüística y literatura (2012), Xavier Villaurrutia (1994) y Bellas Artes de Poesía Aguascalientes (1982), comenzó una carrera forjada por sí mismo a los 28 años de edad, pues sus primeros libros fueron publicados por iniciativa propia, se informó anoche mismo.

También podría gustarte