Cardiólogos advierten necesidad de plan nacional contra infartos

0

* En México mueren unas 150 mil personas por males cardiovasculares

México, 9 Dic (Notimex).- Cardiólogos del sector salud consideraron fundamental el trabajo coordinado entre autoridades y farmacéuticas para crear una estrategia nacional que atienda las enfermedades cardiovasculares, causantes de alrededor de 150 mil muertes al año en México.

Los especialistas también advirtieron la necesidad de que la población entienda la importancia de acudir a un hospital ante los primeros síntomas de un posible infarto, como dolor en el pecho, cuello, brazo, así como vómito o sudoración.

En conferencia de prensa, el director del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, Marco Antonio Martínez Ríos, planteó el trabajo conjunto entre autoridades de salud para contar con una política de estado universal.

Ello, con el fin de preparar a médicos de primer contacto a que diagnostiquen a tiempo un infarto, y fomentar una cultura de prevención, de cambio de hábitos alimenticios y práctica de ejercicio.

Refirió que en México ocurren alrededor de 80 mil decesos al año por infarto agudo al miocardio, y más de 50 por ciento de las personas afectadas fallecen antes de llegar al hospital.

No obstante que la reperfusión es una forma de atenderlo, es esencial actuar con rapidez, y para ello es indispensable el diagnóstico y atención a tiempo, para canalizar a la persona de la manera adecuada, enfatizó.

En la conferencia “En infarto al miocardio, el tiempo es vida”, expuso que la distribución inadecuada de la población en el país, hace que las distancias a los hospitales para la atención de un paciente con problemas cardiacos sea más difícil.

Ante ello, Martínez Ríos insistió en la importancia de contar con una cobertura universal del servicio, acciones de prevención, y atención oportuna.

En tanto, el jefe de la Unidad Coronaria del mismo instituto, Carlos Martínez Sánchez, explicó que el tratamiento de un infarto agudo al miocardio tiene como fin restablecer la circulación coronaria, para reducir el daño al tejido cardiaco.

En algunas ocasiones, para disolver el coágulo que obstruye alguna o varias arterias coronarias, se recetan fármacos denominados “trombolíticos”, y estos deben suministrarse en los primeros 60 minutos, añadió.

En su oportunidad, el jefe del Servicio de Cardiología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, Enrique Gómez Álvarez, abundó que entre las opciones de emergencia para abrir las arterias coronarias bloqueadas se encuentran la angioplastia,

Ese procedimiento quirúrgico, señaló, se debe llevar a cabo en los primeros 90 minutos, después de llegar al hospital y antes de 12 horas después del ataque cardíaco.

También podría gustarte