Caracoles marinos, de ignorados a apreciados por pescadores

En esta imagen, tomada el 23 de mayo de 2016, caracoles marinos en en recipiente a bordo de un barco de pesca en Little Compton, Rhode Island. (AP Foto/Steven Senne) LITTLE COMPTON, Rhode Island, EE.UU. (AP) — Cocinar un caracol marino no es para los remilgados. Pero ya laminado y sobre una cama de lingüine, es un delicioso manjar propio de los restaurantes italianos de la vieja escuela de la costa este de Estados Unidos.

Los caracoles marinos, conocidos entre los italio-estadounidense como scungilli, solían ser un nicho de mercado tan reducido que los pescadores los ignoraban cuando quedaban atrapados en trampas para langostas o entre las ostras.

Ahora son un bien preciado. A consecuencia de la creciente demanda en Asia y del colapso de otras industrias como la de la langosta, los marineros que buscan algo más que pescar conservan y venden estos caracoles marinos carnívoros.

Cada vez más, estos moluscos que se pescan en las ensenadas desde Massachusetts a North Carolina, se envían a China. En Delaware, son el tercera captura más valiosa.

Los estados intentan fijar límites para evitar la sobreexplotación.

También podría gustarte