Canciller británico se niega a disculparse por insultos del pasado

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Corresponsal

Londres, 19 Jul (Notimex).- El ministro de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, fue cuestionado hoy por la prensa de Estados Unidos por sus comentarios y “mentiras” en las que insulta a los líderes estadunidenses Barack Obama y Hillary Clinton.

En su primera conferencia de prensa como canciller británico, Johnson se negó a ofrecer una disculpa por declaraciones que hizo “a lo largo de 30 años de carrera como periodista” y que “fueron tomadas fuera de contexto”.

“Mis comentarios fueron malinterpretados y sacados de contexto”, afirmó Johnson.

Los periodistas estadunidenses cuestionaron al político británico por sus comentarios en columnas y artículos de prensa en los que se refiere a la candidata presidencial Hillary Clinton como una “enfermera sádica de un hospital mental” y a Obama como “mitad keniano” que no le gusta el imperio británico.

Ante la insistencia de los periodistas estadunidenses, Johnson, quien es conocido por su lenguaje coloquial y bromas en público, señaló que disculparse con todo el mundo por comentarios hechos a lo largo de 30 años “tomaría mucho tiempo”.

Durante la conferencia de prensa conjunta, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien estaba a un lado de Johnson, se mostró visiblemente incómodo y en momentos hacía muecas ante las insistentes preguntas de los reporteros.

Al tomar el micrófono Kerry se centró en hablar de los lazos “inquebrantables entre Estados Unidos y Reino Unido”, y afirmó que la relación va más allá de las administraciones en turno.

Sobre el referendo de junio en el que el electorado británico votó por la salida de la Unión Europea (UE), Kerry mencionó que primero se deben conocer las condiciones de la salida del organismo europeo.

El presidente Barack Obama había dicho antes del referendo que Reino Unido “iba a estar al final de la cola” para negociar un tratado comercial con Estados Unidos si los británicos decidían salirse del organismo europeo.

Kerry respondió que Reino Unido tiene que definir primero su relación comercial con la UE.

“Es imposible firmar un acuerdo hasta que se conozcan los términos de la salida de la UE”, aseguró el funcionario, quien la víspera se reunió en Bruselas con los 28 cancilleres europeos.

Kerry añadió que por el momento es imposible firmar otro tratado comercial con Reino Unido, pero se pueden iniciar conversaciones informales bilaterales.

“Necesitamos hablar juntos, necesitamos hablar con Reino Unido, y el Reino Unido tiene que hablar con la Unión Europea. Todos tienen fuertes apuestas en ello y nuestros ciudadanos dependen de eso”.

Asimismo, pidió que Reino Unido siga apoyando a los organismos internacionales como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y que siga jugando un papel preponderante en el escenario mundial.

También podría gustarte