Campaña por salida de Reino Unidos de Unión Europea redobla esfuerzos

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Corresponsal

Londres, 21 Jun (Notimex).- La campaña por la salida de Reino Unidos de la Unión Europea, conocida como Brexit, redobla esfuerzos para ganar el mayor número de simpatizantes rumbo al referendo del próximo jueves, que decidirá el futuro de este país en la mancomunidad europea.

Uno de los máximos promotores del Brexit es el líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, quien este martes realizó una campaña en el pueblo costero de Clacton, en el este de Inglaterra.

“Debemos aprovechar esta oportunidad de oro para dejar la Unión Europea y retomar el control de nuestras fronteras”, dijo el líder del partido euroescéptico.

Las campañas tanto del Brexit (salirse), como la de permanecer en la Unión Europea (UE), conocida como Remain (Quedarse), tratan de convencer a los votantes indecisos en una cerrada contienda de cara al referendo del jueves.

De acuerdo con la encuesta de opinión de la empresa Survation publicada este martes, la campaña Remain tiene apenas un punto porcentual de diferencia al lograr el 45 por ciento del apoyo; frente al 44 por ciento de los que manifestaron su intención de salirse y el 11 por ciento de indecisos.

En la recta final, las voces de la campaña oficial “Vote Leave” (Vota por una salida) -encabezada por el político conservador Boris Johnson- abogan por recortar el número de migrantes en Reino Unido.

El exalcalde de la ciudad aprovechó este martes para deslindarse de la campaña de Farage, en especial en lo que respecta a un controvertido cartel publicitario del UKIP con la fotografía de cientos de migrantes haciendo fila para entrar a Europa.

“Yo no tengo nada que ver con esa campaña. Parece que dice que los migrantes son malas personas. Me siento profundamente descontento por eso”, señaló el exalcalde de Londres en una entrevista para la radio local LBC.

La campaña Leave argumentó que Reino Unido paga cada semana 350 millones de libras a Bruselas y la excesiva regulación impuesta desde la Unión Europea les impide tomar sus propias decisiones para invertir en escuelas y hospitales.

El tema migratorio es central en el debate para salirse, bajo el argumento de que 250 mil personas llegan cada año a Reino Unido, equivalente a la ciudad norteña de Newcastle, y saturan los servicios de salud y escuelas.

También podría gustarte